Sufriendo en silencio: los defensores se preocupan por la falta de llamadas de las víctimas de violencia doméstica.

0
286

LOUISVILLE, Ky. –
Los defensores de las víctimas de violencia doméstica dicen que han visto una fuerte disminución en el número de llamadas realizadas a sus líneas directas desde que el gobernador Andy Beshear ordenó a los Kentuckianos quedarse en casa, avivando el temor de que muchas víctimas estén sufriendo en silencio.

Elizabeth Wessels-Martin, presidenta y directora ejecutiva del Centro para Mujeres y Familias, dijo que cree que las víctimas ahora no pueden pedir ayuda porque están atrapadas en casa con sus abusadores todo el tiempo.

Wessels-Martin explicó que si bien la cantidad de llamadas ha disminuido, la duración de las llamadas que recibe la línea directa ha aumentado a medida que las víctimas buscan recursos cuando muchas organizaciones están cerradas.