Rostros locales: Walter Moskovitz, pasión por los caballos

0
169

Por Yany Díaz, El Kentubano (Edición 133, septiembre 2020)

“Orgulloso de ser venezolano” Vengo de una ciudad llamada Maracaibo donde el sol y su cálida tierra trae para mi recuerdos de una infancia feliz junto a mis padres y hermanos, recuerdos de un compartir de vivencias en compañía de familiares y amigos con los cuales tuve la oportunidad de disfrutar de paisajes y playas hermosas, sin olvidar los inigualables dulces típicos de mi abuela.  Jamás olvido de dónde vengo.

Walter Moskovitz lleva su patria en el corazón. Su historia es un ejemplo de superación y perseverancia. Su pasión, lo ha llevado a convertirse en uno de los eslabones de las carreras de caballos más importantes de los Estados Unidos y uno de los más prestigiosos circuitos hípicos del mundo: el Derby de Kentucky.

8 razones para sentirse orgulloso de ser venezolano – La Tienda Venezolana

Llegas siendo apenas un adolescente y te toca adaptarte a un nuevo país, ¿cierto?

“Llegué a Kentucky en 1995, con mis padres con tan sólo 15 años todo era difícil y extraño para mí, sin embargo comencé a buscar trabajo y conseguí un empleo en una finca de caballos donde tuve la oportunidad de conocer a una conocida criadora de caballos quien me sumergió en el fabuloso mundo equino. Donde conocí también  la diferencia entre la calidez de un sol ardiente todo el año y el desconocido para mí, frío de invierno el q me hizo extrañar el calor de mi tierra amada. Ahora ya he aprendido a disfrutar del encanto de cada una de las estaciones de KY.

¿Cuándo surge esa pasión por los caballos?

“Mi pasión por los caballos viene precisamente de la finca donde aprendí  todo lo relacionado a esos nobles animales. Los vi nacer ayudando a las yeguas a parir, aprendí a cuidar a los q nacían enfermos hasta dejarlos sanos y creciendo; aprendí a montarlos, quebrarlos para sillas, prepararlos  para ventas o para entrenadores y mi satisfacción plena era verlos adultos y desarrollados, compitiendo en las carreras más prestigiosas. 

Walter, te desempeñas como dentista equino. ¿De qué se trata tu profesión?

Siempre tuve la inquietud de desarrollarme profesionalmente en la dentadura y boca de los caballos,  por esta razón comencé a realizar mis estudios y actualizaciones en todo lo relacionado a la parte bucal equina obteniendo  certificación emitida por la “INTERNATIONAL ASSOCIATION OF EQUINE DENTISTRY” También he realizado estudios de equipos y frenos para caballos atletas y de cómo controlarlos en una competencia. El éxito está en nunca parar de estudiar, permanecer atentos y actualizados.

“Mi profesión tiene mucho que ver con el control y la alimentación. Yo me encargo de que el Jockey cuando esté al mando de estos caballos pueda dirigirlos, y controlarlos  con el freno que le ponen en la boca. Estos frenos algunas veces causan lesiones y hacen que no los pueda dirigir durante la carrera. En mi trabajo, me encargo de lijarles y sacarles los dientes para que los frenos hagan su función. Puede ser que un caballo corra con la cabeza alta y no tenga un buen movimiento y yo puedo mejorar esos problemas al hacer que sean más balanceados y que no se causen lesiones. En la boca está el control de frenarlos, por naturaleza son muy competitivos y eso hace que quieran salir en una carrera o irse de primer lugar, y muchas veces el entrenador decide cómo va a competir ese caballo contra el resto del grupo. Puede que el entrenador quiera que guarde energías para que dé todo en la recta final y el Jockey tiene que mantener frenado ese caballo hasta la última curva”.

Walter, has tenido la oportunidad de formar parte del proceso de preparación de uno de los eventos más importantes de la hípica. ¿Puedes hablarnos un poco de esta relación con la industria?

 “Como Dentista Equino he disfrutado el placer de conocer muchas personas, ya que el mundo hípico y la industria de los caballos es extensa.  He trabajo en caballos especiales y campeones, uno de los más recientes Justify que ganó la triple Corona en 2018, Monomoy Girl el Kentucky Oaks y el Breeder’s Cup Distaff en 2018 y Serengueti que ganó el Kentucky Oaks en 2019. Este año estamos trabajando en varios caballos que están calificando para el Derby y para el Oaks. Pero con mucho orgullo estoy apostando a un caballo que estoy trabajando en un caballo llamado King Guillermo que está calificado en el Derby con todas las conexiones Venezolanas. Cuyo propietario es Víctor Martínez también conocido como “V-Mart” famoso pelotero venezolano que jugó en Las Grandes Ligas.

Realmente es una profesión interesante, ¿Cuál ha sido el mayor reto?

“Mi reto siempre ha sido estar atento y dar lo mejor de mí, tanto en el trabajo con los equinos, como en  el cuidado amor y dedicación a mi familia, el tiempo q dedico a mis hijos para mi es una prioridad, tanto así q he rechazado oportunidades de trabajo fuera de EEUU, como una oferta q me hicieron para Dubai. No está planteado para mí como padre dejar de participar de manera protagónica en el crecimiento y educación de mis hijos. Igualmente recorro esta tierra constantemente desde el sur de California hasta new York disfrutando plenamente de lo que hago.

¿Qué consejo darías a esos jóvenes q desean ejercer la profesión de Odontología Equina o similares?

Mi consejo para los jóvenes sería q lo hagan primeramente por vocación y amor a los animales, no por el interés  monetario. La ética como principio ante todo.

¿Cuáles son tus planes futuros?

Mis planes son seguir consolidando mi familia con mi prometida Jenny Gutiérrez futura señora Moskovitz junto a nuestros 5 niños para seguir construyendo memorias y seguir creciendo espiritualmente para dar lo mejor de mí como padre, esposo hijo y amigo.