Arte local: Adrián Martínez Rubio, “la medicina y la música son mi vocación”

0
547

Por Yany Díaz, El Kentubano, El Kentubano, edición 134, Octubre 2020

El destino quiso que Adrián Martínez Rubio encaminara su carrera a la noble labor de salvar vidas. Sin embargo, para este cubano sus sueños y vocación artística no lo dejaron renunciar a una pasión por la música que devino en la composición de canciones. Escucharlo cantar nos recuerda, por su timbre de voz, la más popular salsa puertorriqueña.

“Soy un médico cubano cienfueguero que ama su profesión o más que a una profesión, la hermosa dedicación de tratar enfermos y enfermedades, por eso es que no pensé dos veces en hacer la carrera de enfermería al llegar a los Estados Unidos, me considero un emigrante con muchas expectativas en esta nación que me recibió con los brazos abiertos, deseoso como otros cubanos de seguir adelante y lograr las metas propuestas, en la rama de la enfermería. Tratar de dar el paso final de la maestría para poder ejercer como enfermero y poner en práctica mis conocimientos de medicina adquiridos en Cuba”.

En los últimos meses te hemos visto en las redes sociales y las plataformas musicales con un nuevo tema musical.

“Si. Es un tema que se llama “Ve y cuéntale”, un pequeño sueño que con la ayuda de Dayron Reyes y los Estudios DR Music ha sido posible. Contó con los arreglos musicales de Dayron y está teniendo vistas en las redes sociales”.

¿Háblame de cómo nace la canción y de donde nació la inspiración para componer?

“La canción “Ve y cuéntale”, nace cuando la música llega a mí, estando yo en el tercer año de la carrera de medicina en Cienfuegos, Cuba. Todavía estaba aprendiendo a tocar la guitarra luego que recibiera una de obsequio por un primo. Fue escrita por mí hace 8 años atrás y aunque muchos piensen que no, es una canción de protesta en contra de un amor prohibido. Un amor prohibido cuando los familiares de una muchacha enamorada de un muchacho, le prohíbe continuar con su relación y esta muchacha termina cediendo y complaciendo los deseos de la familia. Esto la hace sufrir, pero ella logra zafarse de su mala decisión e intenta recuperar el amor de su vida, que por supuesto todavía la espera, no se trata de infidelidad ni nada de eso, más bien de abandono de un amor verdadero y la intención de recuperarlo.”

Llegaste a los Estados Unidos a comenzar como muchos profesionales desde cero y decidiste continuar tus estudios

“Llegué a los Estados Unidos el 5 de septiembre de 2016 luego de haber trabajado en la misión médica cubana “Más Médicos” en Brasil. En Cuba a miles de profesionales y a mí, por lo que hicimos, nos llaman desertores. A esa decisión que tomamos yo le llamo: redención o liberación. Cada uno políticamente le llama de acuerdo a su conveniencia, pero siempre supe que mi vocación por lo que estudié no terminaba aquí.”

“Desde que era un niño, de las dos cosas, lo primero que llegó a mi vida, fue el deseo de estudiar medicina. Yo considero que es una vocación que ya tengo enraizada y la música es el complemento para expresar lo que siento, transmitir mi opinión, levantar la cultura de mi país aquí en Estados Unidos, la forma de gritar que me siento orgulloso de ser cubano y lo que llevo en la sangre. La música es un regalo que Dios me dio sin merecerlo, la medicina y la enfermería, mis deberes con la sociedad.”