Personas mayores: Vacúnense contra la influenza este otoño. ¡Es importante!

0
389

Por Seema Verma

Administradora, Centros de Servicios de Medicare y Medicaid

Vacunarse contra la influenza este otoño es más importante que nunca. Una vacuna contra la influenza no solo le ayudará a usted y a su familia a mantenerse saludables, sino que también puede ayudar a reducir la saturación en nuestro sistema de salud y a mantener disponibles las camas de los hospitales y otros recursos médicos para las personas con la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19).

Esta no es una temporada común y corriente de la influenza; es una temporada de influenza en medio de una pandemia. Con dos virus peligrosos circulando a la vez, debemos proteger a nuestras comunidades con la vacuna que ya tenemos: la vacuna contra la influenza.

Una vacuna contra la influenza no le protegerá contra el COVID-19, pero tiene muchos otros beneficios importantes. Se ha demostrado que las vacuna contra la influenza reduce el riesgo de contraer la influenza, la hospitalización y la muerte.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (los CDC por sus siglas en inglés), no hay evidencia de que una vacuna contra la influenza aumente el riesgo de enfermarse por un coronavirus, como el que causa el COVID-19.

Entre las personas con alto riesgo de complicaciones por la influenza se incluyen los niños pequeños, las mujeres embarazadas, las personas de 65 años o más y las personas con determinadas afecciones crónicas. Cualquier persona que tenga seis meses de edad o más debería recibir una vacuna anual contra la influenza.

Los CDC de Estados Unidos recomiendan el uso de protección en el sexo con  supervivientes del ébola para evitar contagios - iSanidad

Los CDC recomiendan vacunarse en septiembre u octubre, pero una vacuna contra la influenza en cualquier momento durante la temporada de influenza puede ayudarle a protegerse.

La temporada de influenza en América del Norte rara vez comienza antes de principios de octubre y generalmente dura de diciembre a marzo. En los últimos dos años, la actividad máxima se ha producido entre mediados y finales de febrero. Su cuerpo necesita dos semanas después de la vacuna para desarrollar una respuesta protectora contra el virus de la influenza, por lo que lo mejor que puede hacer es vacunarse antes de que los casos de influenza comiencen a subir.

Algunos lugares de trabajo y otros entornos que generalmente brindan vacunas contra la gripe talvez no puedan hacerlo esta temporada debido a las dificultades de mantener el distanciamiento social. Para obtener más información sobre dónde puede vacunarse contra la influenza, visite www.vaccinefinder.org.

Cuando vaya a vacunarse contra la influenza, practique los quehaceres diarios preventivos y siga las recomendaciones de los CDC para hacer sus actividades esenciales. Pregúntele a su médico, farmacéutico o departamento de salud si están siguiendo los consejos de vacunación durante pandemia de los CDC. Cualquier lugar de vacunación que siga las recomendaciones de los CDC puede ser un lugar seguro para que reciba la vacuna contra la influenza.

La Parte B de Medicare cubre una vacuna contra la influenza por temporada de influenza por cada beneficiario. No paga nada por una vacuna contra la influenza si su médico u otro proveedor de salud calificado acepta el pago de Medicare por administrar la vacuna.

Si tiene un hijo mayor de seis meses que califica para Medicaid o el Programa de Seguro Médico para Niños (CHIP por su sigla en inglés), también puede calificar para una vacuna contra la influenza sin costo alguno para usted.

¿Cuál es la diferencia entre la gripe y el COVID-19?

VACUNA CONTRA EL CORONAVIRUS – Telemundo Sacramento

La influenza y el COVID-19 son enfermedades respiratorias contagiosas, pero son causadas por diferente virus. El COVID-19 es causado por una infección con un nuevo coronavirus (llamado SARS-CoV-2) y la influenza es causada por una infección por virus de influenza. Debido a que algunos síntomas de la influenza y del COVID-19 son similares, puede ser difícil diferenciarlos basándose únicamente en los síntomas, y es posible que se necesiten pruebas para ayudar a confirmar un diagnóstico.

Es posible tener la influenza y el COVID-19 al mismo tiempo. Los expertos en salud todavía están estudiando qué tan común puede ser esto.

Si bien no es posible decir con certeza qué sucederá en el otoño y el invierno, los CDC creen que es probable que los virus de la influenza y el virus que causa COVID-19 se estarán propagando.

Los CDC han desarrollado una prueba que verificará los virus de la influenza estacional de tipo A y B y el SARS CoV-2, el virus que causa el COVID-19. Esta prueba será utilizada por laboratorios de salud pública de EE. UU. La prueba de estos virus al mismo tiempo brindará a los funcionarios de salud pública información importante sobre cómo se propagan la influenza y el COVID-19 y qué medidas preventivas deben tomarse.

Por lo tanto, protéjase a sí mismo, a su familia y a su comunidad vacunándose contra la influenza este otoño.