Rostros locales: La Chiquita, la casa del pan cubano en Kentucky

0
444

Por Yany Díaz, El Kentubano, edición 134, Octubre 2020

Cuando entras a la tienda “La Chiquita” el olor del pan recién salido del horno enseguida te atrapa. El frescor de los productos que cada mañana salen de las manos de los Rodríguez conquista a los clientes. ¿Cómo olvidar las deliciosas pizzas que nos recuerdan a Cuba?, pues en este lugar ubicado en la zona de Poplar Level nos traslada a los sabores de la Isla. Precisamente por ser un negocio familiar es que conserva esa esencia que un cubano, emigrante y emprendedor quiso legar a la ciudad de Louisville.

Ernesto Rodríguez bien conoce de emprender un negocio con esfuerzo, “las cosas buenas, los proyectos hay que planearlos con tiempo y analizarlos”, me cuenta. Aunque muchos se mostraron escépticos a su idea, él decidió demostrar que su profesión como panadero podía rendir frutos, porque como bien reza un viejo proverbio: “lo que bien se aprende, nunca se olvida”.

“Al principio fue solo un sueño, un proyecto arriesgado que fue tomando forma y en el que, aunque muchos al inicio no creyeron podía progresar, hoy rinde sus frutos.”

Ernesto, fueron varios años para iniciar este proyecto.

“12 años para ser exactos, durante ese tiempo me encontraba construyendo los cimientos y ayudando a crecer a la familia que llegaba de Cuba, pero nunca perdí de vista la idea de crear mi propio negocio y aunque muchos no lo sepan, todo ha sido basado en el sacrificio y en el apoyo de la familia, de mi esposa que ha estado ahí desde el primer momento y de mis hijos que se han ido incorporando poco a poco”.

¿Porque apostar por una panadería?

“Yo soy panadero empírico, desde Cuba. Estudiar el mercado y ver una oportunidad como esta fue analizado durante mucho tiempo.”

Ernesto durante mis visitas al negocio pude observar que cuentan con una gran cantidad de clientes.

“Desde las 8:00 am los clientes pueden encontrar el mejor pan que puedan disfrutar. Fresco, recién horneado y con una calidad garantizada. Que los clientes lleguen y vean que el producto es bueno garantiza una fidelidad, para lograrla somos bien exigentes en nuestro trabajo”.

Puedo ver que “La Chiquita” es un negocio familiar, ¿Qué papel han tenido ellos en este éxito que está teniendo el negocio?

“La familia es para mí algo importante, tengo cinco hijos que se han sumado poco a poco a este negocio y que están apostando junto conmigo a que el día de mañana podamos expandirnos. Mis hijos valoran que todo se construye con esfuerzo y enseñarlos a crear algo que en el día de mañana será suyo, me da una satisfacción muy grande. Que sepan que si se puede y por ese motivo nosotros celebramos cada pequeño éxito como el más grande de los logros. Mis nietos que son niños pequeños quieren trabajar en la tienda, porque ese es el ejemplo que le estamos dando mis hijos, mi esposa y yo. Enseñarlos a ganar con esfuerzo cada dólar por el camino correcto”.