Consejos del profesor Mesa: Antes y después de las vacaciones

Braulio Mesa, ESL Newcomer Academy

Las vacaciones o veraneo surgieron por allá en el siglo XVIII, en Europa, cuando los nobles de la realeza trasladaban sus residencias a castillos lejos del bullicio de las ciudades para poder disfrutar de los placeres terrenales de la vida: la caza, el baile, la gula, el sexo, etc. Pero hoy día ha cambiado un poco ese concepto. Primero, no solo está reservado para la élite, ya que es más masivo y todos lo pueden disfrutar. Segundo, nos permite salir de la rutina de todo el año, del exceso de obligaciones, responsabilidades y de un horario estricto. En fin, vacacionar es cambiar de actividad, descansar de los compromisos, no seguir los horarios, dormir hasta despertar y darle al cuerpo la oportunidad de cuidarse.

Si bien es importante que, durante esas esperadas vacaciones, todos desarrollemos actividades físicas, artísticas o intelectuales, lo más importante es la diversión, o sea, la actividad que produce placer, distrae de las preocupaciones, quita el aburrimiento y, el descanso reparador. Algo importante es pasar el mayor tiempo posible con los hijos en las vacaciones (si es posible) y que los hagan sentir que todas las actividades vacacionales que están iniciando son importantes. No existe una regla o fórmula para vacacionar, cada familia es diferente y todo depende de lo que quieres, de lo que tienes y de lo que puedes. Y no me refiero al dinero, sino, si voy con los hijos, nietos, qué edad tienen, sus gustos, preferencias, etc. Pero recuerde que así como el cuerpo necesita dormir y descansar para recuperarse y funcionar bien, también necesita de la diversión, de las actividades físicas para recuperarse del desgaste emocional y psicológico y así aumentar nuestra salud y bienestar. Y esto vale para todas las edades.

Club J After-School Program - MJCCA

He aquí algunos consejitos para de verdad divertirse en las esperadas vacaciones:

•          No programes el día completo. Es útil proponernos ciertos objetivos, sin embargo, programar todas las horas del día puede resultar agotador y alejarnos de la meta del descanso y el disfrute. Inclínate por actividades que te ayuden a romper la rutina y distraer la mente. Pero intenta mantener el equilibrio entre el tiempo de actividad y ocio.

•          Sé flexible. Este puede ser el consejo más importante. Ábrete a la posibilidad de cambiar de panorama a último minuto, acepta la opción de modificar tu hora de ir a la cama, di que sí a una idea nueva, etc. Varía tus planes según lo que vaya surgiendo y cómo te sientas al respecto. ¡Haz cosas diferentes!

•          ¡Desconéctate! Toma la decisión de dejar un poco de lado el celular, el laptop, la agenda y el despertador. La desconexión es parte del descanso (aunque no lo creas).

•          Suelta el control. Si vacacionas en grupo o en familia, dales la oportunidad a otros de organizar las excursiones. Planifiquen en conjunto y con tiempo, tomando en cuenta las sugerencias de todos, incluyendo los más pequeños. De esta forma, puedes descansar más de lo que te imaginas.

•          Modifica tus expectativas. Muchos hablan de vacaciones en parajes exóticos o famosos destinos vacacionales fuera del país. Sin embargo, para disfrutar las vacaciones esto no siempre funciona. Puedes descansar en lugares más cercanos, pero tienes que hacer todo aquello que no tienes tiempo de hacer regularmente.

•          Si vas a viajar, hazlo a conciencia. Planifica un viaje que implique un costo que realmente puedas asumir, considerando un margen de dinero para los imprevistos. Salir preocupado de las cuentas y volver endeudado no hace disfrutar a nadie.

•          Vístete de vacaciones. A tus días de descanso agrégale algo que los haga inolvidables. Puede ser un corte de pelo, una prenda de vestir especial o más informal, etc. Cualquier cosa que esté a tu alcance y que te ayude a crear buenos recuerdos.

Estoy seguro de que después de estas vacaciones se hace muy duro volver a la rutina de siempre. Tranquilo, no lo hagas traumático. Ten paciencia y sigue estas otras sugerencias:

1. Date unos días para recobrar el ritmo. No te presiones para ir a pleno rendimiento desde el minuto uno de vuelta a la rutina. Necesitas unos días para ponerte en forma. Esto dependerá del tiempo que hayas estado fuera, de cómo te encuentres y de la actividad que realices.

2. Planifica cada día. Esto te permitirá cumplir con lo verdaderamente prioritario. Dependiendo de tu trabajo, quizás te interese reservar unos días de adaptación: para atender asuntos atrasados y para los que van llegando. Así evitas que el trabajo se vaya acumulando.

3. Amplía el margen que te das para terminar cada tarea. Al haber estado desconectado unos días, es natural que te cueste trabajar a la velocidad habitual. Tenlo en cuenta para evitar agobios y date un poco más de margen para esas tareas importantes.

4. Impúlsate con pequeñas victorias. Trata de empezar el día con una tarea que te deje una sensación de logro. Esto te motivará para trabajar en las siguientes.

5. Concéntrate en una tarea cada vez. No mezcles actividades. Ve de una en una.

6. Y lo más importante. Cuida bien de ti. Retoma tus horarios, sueño, descanso, trabajo, comidas, hablar con tus hijos, ejercicios, decirle algo hermoso a tu esposa o novia, etc. Piensa que, conforme vayas recobrando el ritmo, te sentirás más cómodo.

Recuerda finalmente que las vacaciones es el periodo donde cambias de aire, pero no es el único tiempo donde puedes reír y disfrutar con los que más quieres. Sigue estos consejos y disfruta tus merecidas vacaciones.

Por Braulio Mesa, ESL Newcomer Academy/ (502) 485-6324; braulio.mesa@jefferson.kyschools.us

One thought on “Consejos del profesor Mesa: Antes y después de las vacaciones

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

LIVE OFFLINE
Loading...