Aduana cubana impone nuevas reglas para introducir bienes

La Aduana pondrá en vigor este lunes las nuevas medidas que dice dirigidas a limitar la entrada a la Isla de productos destinados a la comercialización ilícita, pero que en la práctica significarán también otro golpe a los ciudadanos que importan artículos para intentar aliviar necesidades básicas de sus familiares.El kentubano viajes Cuba

Las medidas han generado malestar en la calle. Los medios oficiales se han dedicado a publicar entrevistas con funcionarios de la Aduana que han pretendido aclarar las dudas y asegurar que la mayoría de los viajeros no se verá afectada, dejando claro que las normas serán aplicadas sin importar el rechazo que causen.

Para la mayoría de los cubanos las disposiciones serán un obstáculo más en la difícil tarea de adquirir ropa, productos de aseo o electrodomésticos.

Los cambios aduaneros, se han quejado lectores de los medios oficiales, no atajan el problema de raíz, que es el desabastecimiento de productos básicos de alimentación e higiene, ropa y calzado, así como su elevado precio en las tiendas estatales recaudadoras de divisas.

La oferta en moneda nacional es prácticamente inexistente en muchos renglones.

La Aduana ha reconocido que su intención es proteger el mercado nacional controlado por el Gobierno y frenar el suministro al mercado negro, que con frecuencia ofrece mejores productos y a mejores precios que las tiendas en divisas.

La vicejefa de la Aduana, Idalmis Rosales, defendió en el diario oficial Granma la pertinencia de estas medidas para evitar que “determinadas personas empleen los márgenes de importación no comercial no establecidos hasta ahora, con el propósito de ingresar al país altos volúmenes de mercancías destinadas a la comercialización y el lucro”, reportó EFE.

Cuando el Gobierno decidió en 2010 ampliar el sector privado, ese “tráfico” aumentó y durante meses muchos negocios legales de cuentapropistas vendieron productos importados por esa vía (ropa, accesorios, móviles), hasta que en 2013 ese tipo de comercio fue prohibido y pasó a la ilegalidad.

20 máquinas de afeitar, 30 jabones, 15 pares de zapatos…

En resumen, las normas mantienen que los viajeros tendrán derecho a entrar a la Isla 25 kilogramos de equipaje personal (ropa, calzado, perfumería, laptop, teléfono móvil) y 10 kilogramos de medicamentos libres de impuestos.

Además podrán llevar hasta 100 kilos más de artículos variados, por los que pagarían 1.000 pesos de derechos de importación, que son pesos convertibles (CUC) en el caso de los extranjeros y residentes en el exterior.

Lo que se modifica a partir del lunes es el valor en aduana de productos como electrodomésticos o aparatos electrónicos, así como la cantidad de artículos considerada no comercial, para lo cual las autoridades han hecho una minuciosa lista.

Por ejemplo, solo se podrán importar 10kg de arroz, maíz, harinas y pastas alimenticias, 10 de productos lácteos, 20 de conservas y 5 litros de aceite.

Asimismo, 20 máquinas de afeitar desechables, 30 jabones, 10kg de detergente, dos docenas de blumers, ajustadores, medias, calzoncillos y camisetas; 20 blusas y camisas, 10 vestidos, 10 pantalones, 10 licras. Quince pares de zapatos, divididos en cinco de sport (sandalias y chancletas), cinco de vestir y cinco deportivos.

En cuanto a los electrodomésticos, las regulaciones marcan límites como: dos televisores, dos equipos de música, dos reproductores de video, dos ollas eléctricas, dos planchas y dos refrigeradores, etc.

Para los artículos informáticos y de comunicación, establecen dos teléfonos celulares, una torre de computadora, dos computadoras con independencia del tipo, dos discos duros, dos memorias RAM, un procesador, un mouse, un teclado, una tarjeta de vídeo, una de red y 50 discos compactos (CD y DVD).

En cuanto al valor, artículos como televisores, uno de los electrodomésticos que más importan los cubanos, suben considerablemente. El coste en aduana por introducir, por ejemplo, un equipo led de 32 pulgadas pasará de 150 a 250 pesos (CUC si se trata de extranjeros o residentes en el exterior).

Los cambios que se introducen mantienen invariable otra de las medidas que más molestan a los cubanos: los pagos de Aduana en pesos cubanos solo se aplican tras al primer viaje al exterior dentro de un año, las importaciones en los siguientes 12 meses se pagan en CUC.

Las resoluciones que entran en vigor son las 206, 207, 208 y 230 de 2014.

Esta última establece nuevas normas para los envíos desde el exterior realizados vía aérea, marítima y postal, que doblan el valor de importación de 1 kilogramo (será de 20 pesos y actualmente es de 10).

La resolución mantiene que solo se podrán importar a través de envíos valores de hasta 200 pesos, por lo cual se reduce a 10 kilogramos el peso permitido para estas cargas.

El abono de los aranceles por dichos envíos es en CUC y “quienes los reciban estarán exentos del pago de impuestos por los primeros (…) 1,5 kilogramos”, según publicó Granma en julio pasado. A partir de ese peso y hasta un valor de 200 pesos (10 kilogramos), los receptores pagarán el 100%.

LIVE OFFLINE
track image
Loading...