El huracán Sandy hace estragos en las provincias orientales

Los reportes sobre los daños y las pérdidas materiales tras el paso del huracán Sandy en el oriente de Cuba continúan aumentando con pronósticos desoladores para la economía de la región, la prestación de servicios básicos y las condiciones de vida, mientras comenzaban a surgir señales de descontento entre la población.

La furia de la tormenta dejó un saldo de al menos 11 personas muertas y afectó las estructuras y los techos de decenas de miles de viviendas, provocando también severos daños en instalaciones comerciales y hospitales, al tiempo que dejó inservibles redes eléctricas y líneas de comunicación que requerirán una inversión millonaria del gobierno cubano para ser restauradas.
Sandy, de categoría 2, tocó tierra en las primeras horas del jueves en la zona de Playa Mar Verde, ubicada cerca de Santiago de Cuba. Tal como se temía, arremetió con una intensidad impresionante y rachas de vientos sostenidos de hasta 175 kilómetros por hora.

Un primer informe de las autoridades registró más de 17,300 interrupciones telefónicas y cortes de energía eléctrica en todos los municipios orientales, así como daños en centros educacionales, almacenes y fábricas de alimentos.

Hasta el momento se cuantifican más de 4,000 derrumbes de viviendas y 27,000 techos de casas afectadas.

Para información sobre donaciones y ayuda humanitaria destinada a socorrer a las víctimas del huracán Sandy contactar por favor a “Cáritas – Arquidiócesis de Miami:

Acepta donaciones de dinero para agilizar la asistencia de las familias más necesitadas a través de su sitio de internet (https://secure.commonground.convio.com/ccadm/disasterrelief/). Más información: Rachel Ramjattan (954) 618-8151 y Cáritas Miami.