El INDER ‘perdona’ al vallista Orlando Ortega

El vallista Orlando Ortega, la gran esperanza cubana en las pistas, asistirá esta semana a su primera competencia internacional luego de ser liberado de la sanción que le fue impuesta por las autoridades deportivas.

Ortega asistirá a la IV Liga del Diamante en Londres, los días 26 y 27 de julio, última escala de su preparación con vistas al Campeonato Mundial de Atletismo de Moscú, el próximo agosto.

 

El joven velocista viajará en las próximas horas a la capital británica acompañado por la pertiguista Yarisley Silva, quien lidera el ranking mundial de su especialidad con 4.90 metros y está empatada en la cima de la clasificación en la Liga del Diamante, con cinco puntos.

 

Para Ortega, en vísperas de cumplir los 22 años, será una prueba de fuego tras estar inactivo de las pistas internacionales desde el pasado 1ro. de julio, cuando estampó un formidable tiempo de 13.08 segundos en un certamen en Eugene, Oregon.

 

“La medida responde a la buena disciplina mostrada luego de la falta cometida, el rápido reconocimiento del error y su entrega al entrenamiento”, indicó la nota de la Comisión Nacional de Atletismo al dar a conocer que procedía la apelación presentada por Ortega, echando abajo la sanción.

 

Marcha atrás

 

La marcha atrás de las autoridades atléticas cubanas fue efectiva el pasado 20 de julio, y constituye un espaldarazo al joven vallista en momentos en que su predecesor en los 110 metros con vallas, el guantanamero Dayron Robles, está enfrascado en una agria polémica con la Federación Cubana de Atletismo (FCA) por su participación en eventos mundiales sin la anuencia de La Habana.

 

Ortega fue suspendido por seis meses de las competiciones internacionales, al igual que su entrenador Kevin Antúnez, hijo del prestigioso preparador Santiago Antúnez, quien fue el gestor de la carrera deportiva de Robles. La suspensión fue resultado de una supuesta indisciplina cometida tras la presión del entrenador para asistir a una competencia preparatoria en Turin, Italia, y no al World Challenge de Moscú, el pasado 11 de junio, un encuentro donde los cubanos habían anunciado ya su participación.

 

“Ellos gestionaron a espaldas de la Federación su viaje a Italia e intentaron desconocer la autoridad del INDER, todo para encontrarse en Turín con Dayron”, comentó un funcionario de la FCA que pidió no identificado.

 

Ortega, que fue finalista en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, apeló con éxito la sanción, pero su entrenador fue expulsado de la comitiva atlética por lo que resta de temporada. En lugar de Kevin Antúnez, que era  jefe del colectivo de entrenamiento de los vallistas del equipo nacional, fue designado el ex estelar Emilio Valle.

 

Esperanza cubana

 

Tras el retiro y ruptura de Robles con la FCA, Ortega es una de las esperanzas cubanas de medallas en el Campeonato Mundial de Moscú, fijado para celebrarse del 10 al 18 de agosto. El jovencito tiene el tercer mejor tiempo de la temporada, con el que arrancó en Eugene, los 13.08 segundos, que constituyen su mejor registro personal.

 

El vallista archiva dos preseas plateadas en la Liga del Diamante, ambas obtenidas en Estados Unidos.

 

Entre sus contrarios en la venidera cita londinense están los norteamericanos Aries Merrit, recordista mundial y con 13.09 segundos esteaño; Jason Richarson (13.20), David Oliver (cabeza del ranking mundial con 13.03) y Ryan Wilson (13.08).

 

Silva es otro de los pilares del equipo cubano, que será dado a conocer el 29 de julio.Tal vez sea la mejor atleta cubana hoy por hoy y la posibilidad más realista de un oro en Moscú.

 

Cuba llevará al menos 22 atletas a Moscú, donde aspira a ubicarse entre los diez primeros países en el medallero, según declaraciones del comisionado nacional de atletismo, Jorge Luis Sánchez.

 

Entre todos, la pertiguista Silva es la candidata más fuerte al medallero mundial, pues ostenta la mejor marca del año (4,90 metros) y viene alcanzando resultados en espiral desde obtener el subtítulo olímpico en Londres.

 

Otros candidatos cubanos a llevarse alguna presea en  Moscú son el triplista Pedro Pablo Pichardo (17,69 metros), la discóbola Yarelis Barrios (67,36 metros), el jabalinista Guillermo Martínez (85,59 metros) y el triplista Ernesto Revé (17,46 metros).