Pueblos y lugares: Topes de Collantes

(El Kentubano, edición 118, mayo 2019)

Topes de Collantes es un Parque Nacional ubicado al sudeste de la Sierra del Escambray, la segunda cadena montañosa más alta de Cuba hacia el centro del país.

Este reservorio ecológico está situado a 800 metros sobre el nivel del mar, se localiza a unos 20 kilómetros de la ciudad de Trinidad, fundada en 1514 por el Adelantado Diego Velázquez, y a unos 350 kilómetros al este de La Habana. Tiene una extensión territorial de 110 km2. Cuenta con numerosas cuevas ríos, cascadas y saltos de agua el más famoso es el del Caburní.

A Topes de Collante se llega desde el poblado de Manicaragua en la provincia de Villa Clara o desde Trinidad.

El lugar ofrece un extraordinario paisaje natural protegido, de gran belleza y valor científico para la botánica y la ecología cubana. Es por eso que en 1937 el entonces presidente de Cuba, Fulgencio Batista, mandó a construir un sanatorio en el lugar para aliviar los problemas de salud de su esposa Marta. A partir de este momento el poblado atravesó por varios sucesos que enriquecieron la historia de aquellos parajes.

Debido a sus excelentes condiciones climáticas y su relativo aislamiento geográfico cuenta con un 45% de aves endémicas del país. Están registradas más de 100 especies de todo tipo. Entre las que se destacan el Tocororo, cuyo plumaje tiene los mismos colores de la bandera cubana: azul, rojo y blanco; la cotorra, el negrito, el gaviCuban_Tody_-_Cuba_S4E0449lán, el carpintero churroso, el sijú platanero, el más pequeño búho del Caribe insular, el sijú cotunto, y el zunzuncito, entre muchos otros. Los anfibios están representados por siete especies exclusivas de la región, sobresaliendo la ranita Colín, considerada una de las más pequeñas del planeta.

Otros representantes de la variada fauna del parque son el puerco jíbaro, el venado de cola blanca, las jutías, murciélagos, algunos moluscos, reptiles, sobre todo lagartos y algunas especies de boas como el majá de Santa María e infinidad de insectos.

La flora del parque está representada por la Mariposa, Flor Nacional, más de 15 especies de pinos, 12 de eucaliptos y aproximadamente 100 plantas ornamentales; numerosas orquídeas y helechos arborescentes.

Una de las características definitorias de Topes de Collantes es la cantidad y calidad de sus cascadas, algunas que caen desde más de 60 metros en profundas piscinas azules. Las más espectaculares incluyen el Salto Vega Grande, el Salto Caburní y las múltiples cascadas de El Nicho.

En la zona, además se pueden visitar dos museos: el Museo del Café y el Museo de Arte Cubano Contemporáneo. En el primero se pueden visitar una exposición sobre la historia del cultivo de café y degustar sus especialidades. El segundo atesora una valiosa colección de más de 60 obras plásticas de la vanguardia de los años ochenta.

Dentro de las atracciones más populares de Topes de Collantes es su balneario, la caminata a las Vegas Grandes, y La Hacienda Codina, un rancho desde el cual se pueden ver el Valle de los Ingenios y Trinidad, declarados por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad por su valor histórico y arquitectónico.

Fuentes: wikipedia.org; ecured.cu; visitarcuba.org

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

LIVE OFFLINE
Loading...