Deporte local: Marlon Aroche, la próxima estrella del cuadrilátero en Louisville

Deporte local: Marlon Aroche, la próxima estrella del cuadrilátero en Louisville     0134c335-abca-486c-ae9c-b1bf76f112bd

Por Yany Díaz, El Kentubano

(El Kentubano, edición 116, marzo 2019)

Marlon Aroche Despaigne es una de las grandes promesas del boxeo en Louisville, fue lo primero que escuché por lo que la curiosidad por conocer a este jovencito me llevó a constatar con mis propios ojos que, a pesar de su corta edad, tal vez en algunos años habré podido conocer a la próxima estrella del cuadrilátero.

La ciudad de Louisville, Kentucky, la tierra de grandes glorias como Mohamed Ali, bien se precia de tener una larga tradición deportiva boxística, y fue precisamente el lugar donde el destino quiso plantaran bandera, hace ya seis años, los emigrantes cubanos Inés Despaigne y Adrián Aroche con su familia.

“Llegamos en septiembre 2012, tuvimos ayuda, pero pasamos por lo mismo de cualquier recién llegado, frío, cogimos guaguas mientras nevaba y todo lo demás”, nos cuenta Adrian.

Natural de Santiago de Cuba, Marlon se inició en los deportes a los 8 años en la práctica del taekwondo y el jiujitsu, pero no sería hasta hace dos años que empezó en el boxeo, donde no solo destaca por su gran tamaño sino por la agilidad en el ring.

“El boxeo es un deporte bien fuerte de mucha preparación física algo que él disfruta y le ayuda a canalizar energías. Conlleva una gran preparación física. Cuando tenía cinco años hicieron en el barrio allá en Cuba, actividades deportivas y a alguien se le ocurrió ponerles los guantes a Marlon y a otro muchacho hubo que separarlos porque se dieron puñetazos sin ningún desenfado por un buen rato, fue toda una pelea de pesos ligeros”, recuerda el padre.16d37173-3e71-41a5-b1c8-4227b7ec13f7Marlon Aroche

Sin embargo, este sueño para el niño de 12 años no hubiera sido posible sin la ayuda de sus padres que recorren largas distancias para llevar a entrenar a su hijo.

“Yo creo en él y lo apoyo cien por ciento porque hace lo que le gusta y tiene aptitudes físicas para labrarse una carrera y un futuro. Cuando uno llega a este país en parte lo hace por los hijos y yo sé que cada sacrificio vale la pena. Yo llego del trabajo y lo llevo a 25 minutos de distancia a sus entrenamientos y siempre trato de estar ahí para que haga realidad su sueño. Como cualquier niño de su edad le gusta jugar con sus primos a los videojuegos y siempre estoy pendiente de que estudie”, explica Adrián.

Aroche, cuenta que nadie en la familia ha practicado este deporte con anterioridad y su mayor aspiración es llegar algún día a ser como Ali, Mike Tyson o Triple G, a los que admira y tiene como referentes. De la mano del entrenador ruso Abdullah Aminov, con solo tres peleas registradas ya es Campeón Nacional de los Silver Globes.

Su mayor inspiración siempre será su hermano mayor, a quien le dedica sus victorias en el boxeo. Para Adrián, su padre, es esta una de las mayores motivaciones para salir adelante.

“Siempre piensa en su hermano. El murió a finales del 2017, sólo tenía 24 años y el deporte también lo ayudó a superar su pérdida. Cuando sube al ring lo hace con confianza y siempre piensa que su rival también es el mejor y como tal lo trata, luego que suena la tercera campana vuelve a ser su compañero y saluda a todos en el ring”.

Marlon, a pesar de su edad, tiene claros sus proyectos de futuro.

“Mis planes futuros si son ambiciosos, pero con sacrificio pienso alcanzarlos, primero llegar a las Olimpiadas del 2024 y ganar una medalla representando al país que me acogió. Luego pasar a ser profesional y ganar el título de campeón del mundo”.

Marlon