Hugo Chávez admite que tiene cáncer

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, admitió el jueves que pelea contra un cáncer y dijo que seguirá en Cuba para someterse a un lento y cuidadoso tratamiento, informó Reuters.

Aseguró que se mantiene al mando del país petrolero, pero no fijó una fecha para su regreso.

Chávez dijo que, tras una primera intervención a la que fue sometido en La Habana el 11 de junio por un absceso pélvico, debió ser operado por segunda vez debido a que se le detectó un tumor. No precisó dónde lo tenía localizado.

El anuncio llena de incertidumbre el mapa político venezolano debido a que el mandatario, que tiene previsto presentarse a un nuevo periodo de 6 años en las elecciones presidenciales de 2012, no tiene un sucesor claro.

Chávez se dirigió a los venezolanos en un mensaje de 15 minutos grabado en Cuba, en el que apareció más apagado y delgado de lo habitual, un día después de que Caracas cancelara una cumbre regional ante la ausencia del gobernante de 56 años.

Durante un tratamiento por el absceso pélvico “fueron apareciendo sospechas de otras formaciones celulares no detectadas hasta ese día (…) que confirmaron la existencia de un tumor abscesado con presencia de células cancerígenas”, dijo Chávez, confirmando las sospechas que circulaban tanto en Venezuela como en los mercados de que estaba luchando contra una enfermedad grave.

Esto “hizo necesaria la realización de una segunda operación que permitió la extracción total de dicho tumor”, añadió, según citó la AP.

Dijo que actualmente recibe “tratamiento complementario para combatir los diversos tipos de células encontradas y así continuar por el camino” de la recuperación.

“Desde este camino empinado por donde siento que voy saliendo ya de otro abismo, quería hablarles con el sol del amanecer que siento que ilumina. Creo que lo hemos logrado”, dijo Chávez. “Por ahora y para siempre viviremos y venceremos. Por ahora y hasta el retorno”, añadió.

En las últimas 48 horas, el Gobierno de Venezuela había intentado disipar las dudas sobre el estado de salud de Chávez divulgando en dos partes un vídeo de 20 minutos en el que se le veía charlando con Fidel Castro.

Pero la inusualmente prolongada ausencia del presidente siguió alimentando los rumores.

“Los riesgos políticos se amplifican para Chávez”

“De la declaración presidencial no se puede deducir si estará o no en capacidad física y anímica de abordar la campaña 2012”, dijo el analista Luis Vicente León en su cuenta de la red social Twitter.

El anuncio llevó a la oposición a pedir que delegue el poder en el vicepresidente Elías Jaua y a cuestionar la legalidad de las decisiones de Estado tomadas desde la Isla.

“Es probable que, develado el problema, la tensión interna aumente y Chávez venga a tratarse en Venezuela para acercarse a las riendas”, añadió León, presidente de la encuestadora local Datanálisis.

Agregó que existe un riesgo evidente de que los seguidores de Chávez se radicalicen para evitar que sus rivales políticos saquen réditos del momento.

Asimismo, vaticinó que, luego de la solidaridad que surgirá alrededor de Chávez por su enfermedad, podría generarse una situación de “incertidumbre” que afectaría la popularidad del mandatario, ahora de un 50%.

“Los riesgos políticos para Chávez se amplifican notablemente”, dijo León.

Algunos partidarios del mandatario salieron a las plazas junto a líderes políticos oficialistas a animar a Chávez, una imagen que fue transmitida por la televisión oficial.

Tras el anuncio de Chávez, Jaua y los ministros se presentaron en cadena nacional para demostrar unidad y pedir prudencia a la oposición

“Aquí está el Gobierno revolucionario con el pueblo venezolano (…) Exhortamos a todos los poderes públicos a unificarnos para seguir avanzando en la consolidación del estado democrático”, dijo Jaua.

Pidió apoyo a los venezolanos en la “batalla emprendida por el presidente para su recuperación”.

“No hay tiempo para la tristeza, sino para el coraje y para el trabajo… unidad es lo que se requiere en estos momentos”, dijo Jaua.

El presidente de la Asamblea Nacional, el diputado oficialista Fernando Soto Rojas, también se dirigió al país para expresar su apoyo a Chávez.

“Nuestros diputados y diputadas desde sus trincheras de lucha, en cada uno de los estados, se encuentran acompañados de nuestro pueblo manifestando su solidaridad combativa y consecuente con nuestro líder”, dijo Soto Rojas a la televisora estatal.

La anómala situación desatada por la enfermedad del mandatario manifestó la alta dependencia que tiene el andamiaje político oficialista de la figura de su líder.

El mensaje de Chávez, que lleva más de 12 años al frente de la nación petrolera, no echó luz sobre si logrará asistir el 5 de julio las festividades del Bicentenario de Venezuela, que el mandatario planifica desde hace varios años.