Consejos y ayudas: Cómo invertir inteligentemente

El Kentubano, edición No. 103, Febrero 2018

Inversióninversion

Fuente: conceptodefinicion.de/inversion/

Las inversiones son colocaciones de capital en ciertas actividades que pueden ser comerciales o civiles, con la finalidad de alcanzar un rendimiento económico. Cualquier persona que cuente con cierto dinero puede invertir y buscar con esto, obtener ganancias mayores a largo plazo. La inversión será satisfactoria si se cumplen los siguientes elementos: rentabilidad, tiempo y riesgo.

La rentabilidad refleja el valor que se espera recibir, a razón del monto del capital y del tipo de negocio. Este indicador se mide en función de tasas de interés, el cual busca el mayor valor posible.

El tiempo, se refiere al lapso estimado en el cual dicha inversión se recupera, es decir, el periodo que tomará, retornar el capital invertido.

El riesgo, es quizás uno de los elementos más relevantes, ya que toma en consideración, la probabilidad de obtener un resultado contrario a lo esperado.

De manera que la combinación perfecta de estos tres elementos define lo que sería una inversión ideal: La satisfacción en la rentabilidad esperada, periodo corto de recuperación y un riesgo mínimo.

Existen tres tipos de inversiones según el tiempo requerido: las hechas a largo plazo, mediano plazo y corto plazo.

Inversiones a largo plazo: son aquellas que están proyectadas para darle una rentabilidad a futuro al capital invertido. Su objetivo es incrementar el capital inicial de aquí a unos años; con esta inversión no se espera obtener beneficios de inmediato. Ejemplos: inversiones en bonos, fondos de inversión, y acciones.

Inversiones a plazo medio: son las planeadas para aquellos que no desean esperar tanto para alcanzar beneficios, pero tampoco lo desean de manera inmediata. Mediante estas inversiones la persona podrá obtener resultados en un futuro, pero mucho más cercanos, por ejemplo, compraventa de divisas.

Inversiones a corto plazo: son aquellas que ofrecen beneficios, en cortos periodos de tiempo. Estas inversiones son consideradas como las más efectivas para conseguir dinero. Ejemplo, documentos negociables (letras de cambio, pagarés…), certificados de depósitos, etc.

———————————————————–

Cómo invertir inteligentementefile-20170526-6367-1wk6ctf

Por Edwin Amaya, 1000ideasdenegocios.com  

Acumular con esfuerzo un cierto capital es uno de los tesoros más grandes de toda persona. Soñar con iniciar un negocio es una de las motivaciones más grandes para los emprendedores.

Sin embargo, el utilizar de la mejor forma dicho capital es probablemente una de sus principales preocupaciones. Existe en muchos el temor a perder el dinero que por años han ahorrado o arriesgarlo por falta de conocimiento o experiencia.

Aun la biblia dice “Donde está tu tesoro, allí está tu corazón”. Así que, considerando la enorme importancia de invertir inteligentemente, aquí te compartimos algunos principios importantes que debes tomar en cuenta a la hora de poner tu capital a trabajar:

  1. ASESÓRATE CON PERSONAS EXITOSAS

Acércate con amigos o conocidos que en este momento estén siendo exitosos en sus empresas. Gente que pueda contarte su experiencia de los cuales puedas aprender antes de lanzarte a la aventura de invertir.

Sobre todo, trata de conocer más sobre el negocio que deseas iniciar. De hecho, debes convertirte en un experto en lo que deseas hacer.

De forma similar, evita los consejos superficiales provenientes de gente negativa, atemorizada o que simplemente no tienen la experiencia de iniciar un negocio, ya que probablemente solo te darán una idea distorsionada de la realidad.

  1. LEE LIBROS DE MOTIVACIÓN

Todo negocio, así como toda actividad que realizamos en la vida exitosamente requiere una motivación.

Existen motivaciones internas y motivaciones externas. Las motivaciones internas son aquellas que surgen de lo más intrínseco de tu propio ser, como tu realización, tu familia, tus sueños.

Así que leer libros es una de las formas más humanas de encontrar y mantener tú mismo la claridad de lo que deseas lograr en la vida. Invertir, sin tener motivaciones claras, metas y objetivos seria simplemente como “experimentar” y jugar a hacer negocios.

Define claramente lo que deseas, como te ves en tu empresa dentro de 1 año, dentro de 5 y dentro de 20 años, y desarrolla un plan de negocios basado en esa visión.

  1. EL RIESGO ES IMPORTANTE

Debes tener muy claro que todo negocio y cada inversión representan un riesgo. De otra manera, sería más fácil guardar el dinero en el banco donde hay más “seguridad” y sentarte por años a esperar los dividendos.

Desde luego, la emoción del inversionista está en crear, en desarrollar planes y conceptos de negocio, en analizar y en la claridad de que desde todo punto de vista habrá riesgo, pero la recompensa será igual de satisfactoria que el nivel de riesgo existente.

De igual manera, los grandes negocios hoy en día, son de personas que le han apostado todo a empresas en las que nadie creía (alto riesgo) y que representaban, en caso de fallar, la pérdida de grandes fortunas. Así que la fórmula para la utilidad es: entre menos riesgo, menos utilidad y viceversa. Por ello debes documentarte, analizar, hacer estudios de mercado y finalmente decidir firmemente lanzarte a la aventura de invertir.