Inicio de terapia celular nacida en UofL completa OPI de $ 150 millones.

Una puesta en marcha de la Universidad de Louisville que trabaja para desarrollar una terapia que podría mejorar la vida de los receptores de trasplantes de riñón y los que padecen una enfermedad autoinmune grave ha completado una oferta pública inicial de 150 millones de dólares.

Talaris está trabajando para desarrollar y comercializar una nueva terapia celular alogénica, llamada FCR001, que está destinada a ayudar a los receptores de trasplantes a mantenerse alejados de los medicamentos inmunosupresores que de otro modo necesitarían por el resto de sus vidas. La terapia fue inventada en UofL por la investigadora e innovadora Suzanne Ildstad, quien fundó la compañía y ahora se desempeña como su directora científica.

La terapia está diseñada para prevenir el rechazo de órganos sin la morbilidad y mortalidad que se ha asociado con el uso de medicamentos anti-rechazo de por vida. Talaris tiene una licencia exclusiva para la tecnología, que fue desarrollada por el laboratorio de Ildstad en UofL, a través del Centro de Comercialización EPI de UofL. Los inmunosupresores ayudan a prevenir el rechazo del órgano trasplantado, pero pueden causar efectos secundarios graves, como presión arterial alta, diabetes, colesterol alto, efectos neurológicos, mayor riesgo de infección y deterioro de la función renal con el tiempo.

 

Fuente: lanereport.com, Traducido por: David Vázquez