Ayude a salvar vidas en el Mes Nacional del Donante de Sangre

En enero se celebra el 52º aniversario del Mes Nacional del Donante de Sangre, un momento en el que se reconoce la importancia de donar sangre y plaquetas, al tiempo que se celebra el efecto salvador de quienes se suben la manga para ayudar a los pacientes que lo necesitan. También es el momento de animar a los donantes nuevos y a los que ya no lo son a que se decidan a donar sangre durante una de las épocas más difíciles para mantener un suministro de sangre suficiente: los meses de invierno.

El Mes Nacional del Donante de Sangre de este año se celebra en un momento en que las reservas de sangre del país han descendido a niveles preocupantes y podrían obligar a los hospitales a retrasar las transfusiones de sangre y plaquetas esenciales. Se necesitan donantes de sangre de todos los tipos – especialmente del tipo O, el grupo sanguíneo que más necesitan los hospitales – para donar sangre o plaquetas que ayuden a satisfacer la demanda diaria de los hospitales.

La Cruz Roja Americana y la Liga Nacional de Fútbol Americano se unirán este enero, durante el Mes Nacional del Donante de Sangre, para instar a las personas, especialmente a las que se han recuperado del COVID-19, a donar sangre y para ayudar a abordar la escasez nacional de plasma de personas convalecientes. En este momento, se necesitan más donantes para ayudar a los pacientes hospitalizados.

En este momento crítico, la Cruz Roja y la NFL están encantadas de ofrecer a todos los que vienen a donar la oportunidad de recibir un agradecimiento especial este mes.

Las personas pueden programar una cita para donar sangre hoy con la Cruz Roja Americana visitando RedCrossBlood.org, utilizando la aplicación para donantes de sangre de la Cruz Roja, llamando al 1-800-RED-CROSS o activando la habilidad de programación de donación de sangre en Amazon Alexa.

«Los donantes de sangre y plasma que se han recuperado de la COVID-19 tienen la posibilidad de ayudar a los pacientes gravemente enfermos que actualmente luchan contra el virus», comentó el Dr. Erin Goodhue, director médico de servicios clínicos de la Cruz Roja. «Dado que la distribución hospitalaria de plasma de personas convalecientes ha aumentado aproximadamente un 250 % desde octubre, estas generosas donaciones son vitales para ayudar a salvar vidas durante el invierno, una época que a menudo es un desafío para hacer acopio de suficientes productos sanguíneos para quienes los necesitan».

A medida que los casos de COVID-19 aumentan en los EEUU, también lo hace la necesidad de plasma de personas convalecientes, lo que genera una escasez de este producto sanguíneo que potencialmente puede salvar vidas. Al igual que las unidades de «equipos especiales» sobre el terreno, los supervivientes de la COVID-19 tienen una capacidad única para marcar una diferencia revolucionaria en las vidas de los pacientes de COVID-19. Las personas que se han recuperado de la COVID-19 pueden tener anticuerpos en su plasma que podrían proporcionar al sistema inmunológico del paciente el refuerzo que necesita para vencer al virus.

Cómo pueden ayudar los recuperados de la COVID-19

Hay dos formas en que los sobrevivientes de la COVID-19 pueden ayudar: mediante una donación de plasma de convalecencia o simplemente donando sangre completa. El plasma de las donaciones de sangre completa que dan positivo en la prueba de anticuerpos de COVID-19 se puede utilizar para ayudar a los pacientes con COVID-19. Las emergencias de salud no se detienen durante las vacaciones, los días de partido o una pandemia: se necesita sangre cada dos segundos en los EEUU para ayudar a los pacientes que luchan contra lesiones y enfermedades.

Precauciones de seguridad para la donación de sangre

Para proteger la salud y la seguridad del personal de la Cruz Roja y los donantes, las personas que no se sientan bien o que crean que pueden estar enfermas de COVID-19 deben posponer su donación.

Cada centro y campaña de donación de sangre de la Cruz Roja sigue los más altos estándares de seguridad y control de infecciones, y se han implementado precauciones adicionales, que incluyen controles de temperatura, distanciamiento social y mascarillas para los donantes y el personal con el fin de ayudar a proteger la salud de todos los asistentes. Se solicita a los donantes que programen una cita antes de llegar a la unidad y se les exige que usen mascarilla o un protector facial mientras están en las instalaciones, de acuerdo con las directrices públicas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Sobre la donación de sangre

Se necesitan todos los tipos de sangre para garantizar un suministro fiable para los pacientes. Se requiere una tarjeta de donante de sangre o licencia de conducir, u otras dos formas de identificación en el momento de inscribirse. En la mayoría de los estados, las personas que tengan 17 años de edad (16 con el consentimiento de los padres cuando lo permita la ley estatal) y que pesen al menos 110 libras y gocen de buena salud en general, podrán ser elegibles para donar sangre. Los estudiantes de secundaria y otros donantes de 18 años o menos también deben cumplir ciertos requisitos de altura y peso.

Los donantes de sangre y plaquetas pueden ahorrar tiempo en su próxima donación utilizando RapidPass® para completar su lectura previa a la donación y el cuestionario de historial de salud en línea, el día de su donación, antes de llegar a la unidad de donación de sangre. Para comenzar, siga las instrucciones en el siguiente website:

https://www.redcrossblood.org/donate-blood/manage-my-donations/rapidpass.html

Fuente: redcross.org

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *