Consejos del profesor Mesa: Las minorías, el mayor grupo en escuelas públicas

Profesor Braulio Mesa

Por Braulio Mesa, ESL Newcomer Academy/ (502) 485-6324; braulio.mesa@jefferson.kyschools.us

Hablar de minorías en las escuelas públicas de este país es una tarea bien complicada pues el número ha crecido, diríamos que exponencialmente y a una velocidad vertiginosa. Se calcula que para el 2043 habrá más minorías que blancos no hispanos en este país, como consecuencia de las tasas de natalidad y que los hispanos seguirán aumentando. Ya en muchos negocios aparecen carteles en la entrada donde dice “Se habla Español”, además está decir que en las escuelas ya no es extraño escuchar a la maestra leer historias de infinidad de diferentes países y en inglés. Esto no es más que un reflejo de cómo está cambiando la composición demográfica de las escuelas públicas estadounidenses. Y aunque los blancos no hispanos seguirán siendo el grupo racial mayor (aproximadamente un 49.8%, según el Centro Nacional de Estadísticas de Educación – NCES), si combinamos a todos los estudiantes de las minorías, estos serán la mayoría.

Ahora, debido a que aproximadamente un cuarto de las minorías son hispanos, un 15% de África y un 5% asiáticos y de las islas del Pacifico, además, aunque los estudiantes de raza mixta o de pueblos originarios son menos, si es necesario pensar, y no a muy largo plazo, la necesidad de más profesores e instructores bilingües, el cambio de los menús escolares para ajustarse al gusto de los estudiantes, así como abordar temas relacionados con la emigración, la equidad, el racismo, el acoso escolar (bullying), la diversidad, la desigualdad, las normas de este país, la pobreza, la integración, etc. También hay que tener en cuenta que al aumentar la cantidad de estudiantes minorías las tensiones raciales pueden aumentar, por ejemplo, se han dado casos entre hispanos y afroamericanos, africanos y asiáticos, árabes e hispanos, etc., por lo que los distritos y directores de escuelas tienen que ajustar su presupuesto para poder contratar traductores, maestros y conferencistas capaces de debatir temas relacionados a las diferentes nacionalidades, la tolerancia, preparar programas después de la escuela y programas de verano con los estudiantes ELL (estudiantes que están aprendiendo inglés) y para impartir clases adicionales de idioma y matemáticas, entre otras. Ya es un hecho que, aproximadamente dentro de 10-15 años, habrá más minorías que blancos no hispanos, a raíz de las altas tasas de natalidad de los hispanos y el estancamiento de esas tasas entre negros, blancos y asiáticos. Ahora, debido a las disparidades entre estos grupos, negros, hispanos y miembros de pueblos originarios y que generalmente presentan niveles académicos más bajos que el de blancos no hispanos y asiáticos, es la razón que matricularan en escuelas con bajos resultados académicos. Por ende, sus calificaciones serán más bajas y tendrán menos posibilidades de cursar clases avanzadas y de graduarse. De esta forma el país no está asegurando el futuro de sus estudiantes ni el del país. Hay que, lo antes posible, asegurar una educación de primera en aras de ver mejores oportunidades de vida en el futuro.

Los hispanos y la universidad: sueño de muchos, logro de pocos – The Daily  Aztec

En estos momentos, a mi entender, la población escolar se hace más pobre y tienen menos vías de llegar a las universidades (por infinidad de razones que abordaremos en otra oportunidad). Una gran parte de los hispanos y afroamericanos viven por debajo del nivel de pobreza (ingresos inferiores a los $24.000), amén a que los niños hispanos más pobres viven diariamente con el trauma de vivir indocumentados o que sus padres, incluso, ellos mismos puedan ser deportados, o tener un padre que ya lo está.

Enfocarse en un currículum más fuerte, dar más preparación a los maestros, subir el nivel de los exámenes, entre otras cosas, va a ayudar, pero no va a dar los resultados esperados si no nos enfocamos en las necesidades básicas de todas estas minorías, que en un futuro serán mayorías y darán al traste con el futuro de este país, estamos hablando de temas como la nutrición, la salud, nuevamente la integración, la diversidad, la seguridad y la estabilidad en sus hogares. Pudiéramos enumerar muchas más necesidades con un espectro más amplio, pero con las mencionadas basta para transmitir lo que pienso.

Para cerrar, pero no finalizar con el tema, creo que debemos transformar las escuelas, sumar a los padres, abuelos, familiares, la comunidad, los líderes locales y todo aquel que esté en disposición de aportar algo en la educación de nuestros estudiantes. Y como dijo Lisa Mack, presidenta de la Asociación de Maestros y Padres de Ohio: “Todo el mundo debe comprender que con los cambios demográficos que se suceden, no podemos seguir haciendo las cosas como las hacíamos antes… (Sobre los estudiantes) hay que ser creativos y hacer que se sientan bienvenidos, valiosos y apoyados por el sistema escolar”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

LIVE OFFLINE
Loading...