Barberos y peluqueras, ‘definitivamente trabajadores privados’

Las autoridades decidieron catalogar “definitivamente” a los barberos y peluqueras estatales como trabajadores privados, después de un período “experimental” de casi 20 meses, según una resolución oficial difundida el viernes, informó AFP.

“Se ha decidido mantener este Sistema de Gestión con carácter definitivo”, dijo una resolución de las ministras de Finanzas, Lina Pedraza; Trabajo y Seguridad Social, Margarita González y Comercio Interior, Mary Ortega, publicada en la Gaceta Oficial.

En abril de 2010, las autoridades decidieron que esos trabajadores estatales pasaran a un régimen especial experimental como trabajadores privados, rentando los locales y medios estatales, pagando impuestos y una cuota de seguridad social.

Un extenso reglamento, adjunto a la resolución, mantiene estos mismos criterios, con especificaciones según el lugar —en La Habana u otras provincias— donde esté enclavado el centro de servicios.

La experiencia de las peluquerías y barberías fue citada por las autoridades como un primer paso para extender el sistema a otros servicios, todos estatales, con el objetivo de librar al gobierno de una carga de trabajadores, salarios, mantenimiento de los locales y suministro de útiles.

Además, la iniciativa pretende lograr una mayor eficiencia y calidad en los servicios, según dijeron las autoridades.