Gobierno se opone a la legalización de la marihuana

El gobierno de Cuba ratificó esta semana su postura en contra de la legalización de la marihuana, ya sea con fines médicos o recreacionales, en dos artículos de prensa que recogen datos sobre la lucha contra el narcotráfico dentro del país.

Citado por el diario estatal Granma, un informe del Ministerio del Interior (Minint) refiere que en el año 2018 se evidenció el incremento de las amenazas globales del narcotráfico por, entre otros factores, “la negativa tendencia internacional a la legalización de la marihuana”.

El consumo de marihuana regulado por la ley (una práctica llevada a cabo por países como Holanda, Canadá o Uruguay) es abordado por el Minint como la vía para hacer de este opioide “una mercancía más de la economía capitalista”.marihuana

“La marihuana es la ‘reina’ indiscutida del negocio y, como es lógico, los grandes beneficiarios y traficantes tratan de coronarla, mediante su legalización como una mercancía más de la economía capitalista, que llena los bancos occidentales con una parte importante de los cerca de 600.000 millones de dólares anuales que genera el tráfico ilícito de narcóticos a nivel mundial”, refiere la nota publicada en Granma.

Según el informe, Cuba incautó el pasado año 2.438 kilogramos de droga, la mayoría marihuana de recalos procedentes de naufragios en “operaciones internacionales de narcotráfico que no tenían a la Isla como destino”.

De ese total, que representa la menor cantidad de droga ocupada en los últimos tres años, unos 2.071 kilogramos son de marihuana, unos 363 de cocaína, otros tres de cannabinoides, uno de crack y 0.15 de hachís.

Al reporte del Minint se unen este viernes las declaraciones del ministro de Justicia cubano, Oscar Manuel Silvera Martínez, en el marco del Sexagésimo Segundo Periodo de Sesiones de la Comisión de Estupefacientes, con sede en Viena (Austria).

Según el titular, la legalización de la marihuana “no funciona como un freno, al contrario, se entiende como un reconocimiento tácito de la incapacidad estatal de capear el mal de las drogas, que además no son inofensivas”.

“Cuba no reconoce esos mecanismos como válidos, pues dan paso al crimen transnacional, y promueve políticas preventivas, con participación activa de la población, la cual tiene derecho a la rehabilitación, el acceso a los servicios médicos y la no discriminación”, indicó.

Silvera Martínez llamó también a “no politizar” el asunto, pues ello arrasa “países en nombre de la lucha contra el narcotráfico” y da pie a “mecanismos que menoscaben la soberanía y la identidad de los pueblos”.

Fuente: periodicocubano.com