Irregularidades económicas en empresas habaneras se traducen en pérdidas millonarias

Una auditoría llevada a cabo en alrededor de 70 empresas de La Habana detectó daños económicos equivalentes a casi 117 millones de dólares debido a numerosas irregularidades, informó la estatal ACN.

Las inspecciones, llevadas a cabo por la Contraloría General de Cuba en empresas e instalaciones ministeriales de 13 municipios, mostraron incumplimientos asociados al control del combustible, así como a los procesos de contratación económica, cuentas por cobrar y pagar a privados, y falta efectiva de la rendición de cuentas.

Esta información trascendió en el marco de la XIII Comprobación Nacional al Control Interno, en la que participó la Contralora General y vicepresidenta, Gladys Bejerano, y directivos de todas las entidades inspeccionadas.auditoria-cuba

Yansi María Bravo O´Farrill, contralora jefa en La Habana, reveló en el encuentro la detección de un hecho delictivo de corrupción administrativa en la Empresa Provincial Constructora de la Administración Local, en la cual se identificaron faltantes de productos agrícolas.

También refirió que se encontraron afectaciones en los grupos empresariales Agrícola y Ganadero, Gran Caribe S.A. y Cubanacán S.A., e irregularidades en los niveles de inventario de las empresas Genética Porcina, Correos Habana del Este y la Unidad Empresarial de Base Complejo 5ta.

Subsisten deficiencias, detalló, al realizarse pagos indebidos en empresas como Genética Porcina y Suministro Marítimo Portuario, y se aplican de manera incorrecta los reglamentos aprobados en la Empresa Productora y Comercializadora de Semillas y el Grupo Empresarial Correos de Cuba.

“Los resultados evidencian que existen insuficiencias e indisciplinas en la descentralización de facultades otorgadas al sistema empresarial, en la gestión de la planificación, incumplimiento en los planes económicos y debilidades en el seguimiento, control y análisis de su ejecución”, aseguró.

Sobre el apartado del control y uso del combustible, Bravo O´Farrill indicó que, en las entidades estatales auditadas, cinco de ellas recibieron una valoración “negativa” y 26 obtuvieron calificación de “aceptable”.

En tal sentido, la Contraloría General anunció que unas 77 entidades habaneras van a recibir un 50% menos del combustible previsto a partir de febrero próximo, “hasta que resuelvan el problema del uso racional del valioso recurso”.

En ese sentido, Bejerano llamó al control sobre las tarjetas de combustible que entregan las empresas a sus trabajadores, así como a la rendición de cuentas, y recalcó que los vehículos estatales están obligados a usar el logotipo de sus respectivas empresas.

Hace unos pocos días, el mandatario cubano Miguel Díaz-Canel había tildado de “inadmisible” el robo de combustible de empresas estatales por parte de sus empleados y exigió un mayor control a los funcionarios del Gobierno para frenar ese problema, que afecta un sector que cuesta al país más de 3.000 millones de dólares anuales.

La contralora general, por su parte, ha anunciado que se lanzará una guía actualizada con las normas y sistemas de auditorías cubanos, dirigida al sector empresarial y al presupuestado. Asimismo, se presentará una nueva edición del Código de Ética “acompañado con frases de Martí y de Fidel (Castro)”.

La Contraloría General de Cuba, fundada en 2009, aplicó la XIII comprobación entre el 1 de noviembre y el 12 de diciembre para evaluar el funcionamiento de 370 entidades públicas pertenecientes a sectores como agricultura, turismo, construcción, comunicaciones y comercio.

Fuente: periodicocubano.com

Foto: oncuba