La primera ‘boda gay’ de Cuba, ‘multitudinaria’

Una “abrumadora cantidad de público” acudió este sábado a la boda entre la transexual Wendy Iriepa y el homosexual Ignacio Estrada en el Palacio de los Matrimonios de Mayía Rodríguez, del municipio habanero de 10 de Octubre, según informaron varios de los presentes a través de Twitter.

“Abrumadora cantidad de público enloquecido y prensa internacional afuera y dentro del Palacio”, y bajo una llovizna, dijo poco antes de la ceremonia el escritor y bloguero Orlando Luis Pardo Lazo, quien asistió vestido con una falda.

Yoani Sánchez, quien junto a su esposo, el periodista independiente Reinaldo Escobar, apadrinó el enlace, calificó la asistencia como “multitudinaria” y dijo que la encargada de casar a los novios fue la notaria Yolanda María Morejón Díaz.

Medios de prensa extranjeros indicaron que acudieron miembros de la comunidad LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transexuales), representantes de la disidencia interna, las Damas de Blanco Berta Soler y Laura Pollán, y el músico Ciro Díaz, de la banda Porno para Ricardo, entre otros.

Iriepa llegó al Palacio de los Matrimonios en un auto clásico descapotable color rojo. “Es el día más feliz de toda mi vida”, expresó al ir al encuentro de Estrada, a quien dio el sí con un beso, entre aplausos, informó la AP.

“He encontrado una persona con la que compartir mi vida”, dijo el novio.

“Vamos a marcar a partir de este momento una nueva etapa para Cuba. Toda la sociedad civil estamos luchando para eso”, añadió.

“Ya se casaron, a nombre del Estado cubano!”, afirmó Pardo Lazo después de la ceremonia.

Es “un paso grande en una Cuba pequeña”, opinó por su parte Sánchez.

Tras el enlace, la pareja visitó la casa de José Lezama Lima, en Trocadero 162, “en homenaje” al escritor, a quien el régimen condenó al ostracismo en los últimos años de su vida por su tratamiento de la homosexualidad y sus desacuerdos con la política cultural oficial.

Según Pardo Lazo, los recién casados se dirigieron luego al Malecón y lanzaron al mar el ramo de flores de la novia, que llevaba cintas con los colores de la bandera gay, para recordar a quienes han muerto intentando abandonar ilegalmente la Isla.

La pareja, que eligió para casarse el 13 de agosto como “regalo” a Fidel Castro en su 85 cumpleaños, no pudo sin embargo llegar a la Plaza de la Revolución, donde planeaba hacerse fotos, porque un operativo policial les impidió el paso, de acuerdo con Sánchez.

Las leyes de la Isla no permiten el matrimonio entre personas del mismo sexo.

La boda entre Iriepa y Estrada no es reconocida oficialmente como gay porque la novia, que se sometió en 2007 a una cirugía de cambio de sexo auspiciada por el Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), cuenta desde este año con documentación que le identifica como mujer.

Pero tanto la pareja como su entorno resaltan su simbolismo y consideran que marca “una nueva etapa” para la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales cubana.

“Es muy interesante. Un acontecimiento que desde abajo y sin esperar la ley está tratando de imponer el derecho a la diversidad”, afirmó el opositor Manuel Cuesta Morúa, citado por la AFP.

Iriepa, de 37 años, trabajó en el estatal Cenesex, que dirige Mariela Castro, hasta julio pasado.

Según ha dicho, decidió renunciar cuando la hija de Raúl Castro se opuso a su relación con Estrada, a quien considera un “disidente”.

Estrada es miembro del Observatorio Cubano de los Derechos LGTB, que funciona fuera del control gubernamental.

El viernes Mariela Castro deseó felicidad a su antigua subordinada, pero dijo que “existen fondos del Gobierno norteamericano para crear grupos LGBT contrarios a la posición” del Cenesex.

“Es una política, es una campaña mediática contra Cuba con mucho dinero detrás y hay personas que se dejan seducir por esas cosas”, apuntó Castro. “Los logros del Cenesex molestan”, añadió.

El Cenesex ha presentado ante la Asamblea Nacional un proyecto de ley para modificar el Código de Familia, con aspectos como la unión legal entre parejas homosexuales, pero esta propuesta aún no se ha aprobado.

Mariela Castro dijo que seguirán “batallando para no tener que esperar mucho más” en la aprobación del nuevo Código, y precisó que el asunto “está en manos de la ministra de Justicia”.

Según la AP, Iriepa agradeció ante la prensa las felicitaciones de Mariela Castro.

LIVE OFFLINE
Loading...