Maradona: ‘En Cuba no tienen lujos, ni plasmas a color, pero comen todos’

El exastro del fútbol Diego Armando Maradona alabó a sus ídolos Fidel Castro y Hugo Chávez y pidió que Dios “dé vida suficiente” a este último, informó EFE.

En una entrevista publicada el jueves por la revista La garganta poderosa, el exseleccionador argentino dijo que Castro “es el único tipo” al que respeta “como político porque se jugó la vida y es el padre de todas las revoluciones que emprenda la gente que quiera salir adelante”.

Maradona, quien lleva un tatuaje con la imagen del Che en un brazo y la de Castro en una pierna, defendió el modelo socialista de la Isla. “En Cuba no tienen lujos, ni plasmas a color, pero comen todos”, dijo.

“Hoy el planeta se está cagando de hambre y hay 14 millones de africanos que no tienen un pedazo de pan, pero de golpe dicen que Fidel es un ‘hijo de puta’ porque los cubanos comen una taza de arroz, papa o pan. Comen y todos. Cuba es el ejemplo a seguir”, añadió, según citó la AFP.

“A Fidel los yanquis lo han querido matar cada día y medio, pero no han podido. Cada vez que lo mató la CNN, lo llamé y me atendió”, añadió.

“Hay que hacerle un monumento grande como una casa (…) Vive para el pueblo”, afirmó Maradona, quien vivió cuatro años en Cuba para rehabilitarse de su drogadicción.

También pidió “que Dios dé vida suficiente a Hugo Chávez para que con Fidel puedan seguir luchando contra el gran poder que es Estados Unidos”.

Chávez “tiene dos grandes cojones para pelearle y, aparte, tiene el petróleo, que es lo que buscan los americanos”, dijo.

Criticó al presidente Barack Obama, de quien dijo “transó con todo el mundo”.

“Le preguntaría por qué no me da la visa, si hay un montón de japoneses que hoy viven en Norteamérica y perdonaron que los ‘yanquis’ les hayan metido una bomba atómica. Yo, que me drogué en el pasado, no puedo entrar” a Estados Unidos, afirmó.

“Pero (George) Bush fue el peor. En Cuba tenía la foto de (Bill) Clinton en la tapa del inodoro. Un día que vino a visitarme Fidel le dije: ‘¡Mirá dónde lo tengo!’. Y él me respondió que el que venía era peor, por Bush. Y no se equivocó”, recordó Maradona.

Sobre su pasado de adicto a las drogas que truncó su carrera como jugador y lo puso al borde de la muerte, el ex futbolista aseguró que lleva ocho años sin consumir.

Maradona alabó además la gestión de la presidenta argentina, Cristina Fernández, y dijo que la reelección del alcalde de Buenos Aires, Mauricio Macri, demuestra “lo mal” que están los habitantes de la capital del país

Cristina Fernández “está abriendo puertas que antes eran muy difíciles de abrir”, opinó.

Sobre Macri dijo que, aunque está “denunciado” por una causa sobre escuchas telefónicas ilegales, consiguió hace dos semanas ser reelegido como alcalde de Buenos Aires.

“Me pregunto quién lo votó… El tipo hizo todo mal, es un hijo de papá que no sabe nada y se da el lujo de hablar de la pobreza o de lo mal que está Argentina. Ni vengas a meterme los dedos en la nariz, si nunca te lustraste los zapatos”, apuntó.

Maradona dijo que el exmandatario y actual candidato presidencial Eduardo Duhalde le da “asco” y que la diputada Elisa Carrió, quien también se postula para la Jefatura del Estado en las elecciones de octubre, le produce “ganas de vomitar”.