El inmigrante cubano que pasó de vender puerta a puerta a fundar exitosa empresa de ropa

Para el cubano Moisés de Paz, las adversidades solo han significado estar un paso más cerca de alcanzar el éxito. El American se sentó a hablar con el fundador y presidente de All Uniform Wear, quien ejemplifican la gran historia del American Dream.

Este exiliado cubano llegó a Miami en 1979. Prácticamente sin un centavo, salvo una pequeña cantidad de dinero que pudo ganar vendiendo mapas y otros artículos en las calles de España, una escala breve en el viaje hacia la libertad de Cuba comunista.

Moisés recordó cómo sus amigos le recomendaron inmediatamente lugares de trabajo. “No he venido a este país a trabajar para nadie”, se apresuró a decirles. Pensaron que estaba loco. Al fin y al cabo, sin saber hablar inglés y con una familia, aventurarse a trabajar por cuenta propia parecía surrealista.

El inmigrante cubano que pasó de vender puerta a puerta a fundar exitosa empresa de ropa
Moisés de Paz junto a su familia. (All Uniform Wear)

La venta de numerosos artículos de consumo, primero en las calles de Miami y más tarde en el “pulguero” de Hialeah (un mercado al aire libre de artículos baratos), inició una aventura vertiginosa que le llevó a abrir, con dinero prestado, un negocio de ropa que acabó centrándose en confeccionar y vender uniformes.

Hoy, All Uniform Wear es posiblemente el mayor proveedor de uniformes de Florida, con una notable presencia comercial en todo el país y el Caribe. Las hijas de Moisés y Nelly de Paz, junto a sus esposos, dirigen este impresionante proveedor y distribuidor para todo aquel que necesite un uniforme para trabajar. La empresa ha estado en el negocio de forma continua durante más de treinta años.

Fuente: elamerican.com