Impuestos, seguridad y libertad: razones por las que la gente se está yendo de los estados demócratas

Datos del Buró de Censos de Estados Unidos 2021 revelan que, durante el año 2021, más personas se mudaron de estados administrados por demócratas a aquellos gobernados por republicanos debido al creciente costo de vida, la inseguridad, y las medidas para mitigar la pandemia.

Washington DC que no es un estado, perdió casi el 3 por ciento de su población desde abril del año pasado hasta ahora, seguido por Nueva York que perdió el 1.6 por ciento, Illinois casi el 1 por ciento, Hawái y California sufrieron una disminución del 0.7 por ciento.

Mientras tanto, los estados que experimentaron un mayor aumento de la población fueron los gobernados por los republicanos, empezando por Idaho con un aumento de casi el 3 por ciento seguido de Utah con un 1,7 por ciento, Montana con un 1,7 por ciento, Arizona con un 1,4 por ciento y Carolina del Sur con un 1,2.

Florida y Texas, los dos estados más criticados por los medios de comunicación principales y por la administración Biden por su oposición al uso de máscaras, el cierre de las escuelas, la teoría crítica de la raza y las políticas de inmigración de los demócratas, tuvieron un crecimiento del 1 por ciento, aunque sustancialmente, Texas fue el estado que más empresas importantes recibió desde California por sus flexibles políticas impositivas y regulatorias con los negocios.

Según Fox News, debido al tamaño de cada estado los mayores aumentos de la migración interna se produjeron en Florida, que recibió 220.890 nuevos residentes, seguido de Texas y Arizona. Las mayores pérdidas de migración interna se produjeron en California, que perdió 367.299 residentes, seguida de Nueva York e Illinois.

Los estados del sur fue la única región que tuvo una migración interna neta positiva de 657.682 entre 2020 y 2021. Por otro lado, el noreste perdió 389.638 netos en el mismo periodo.

Impuestos altos, inseguridad y libertades individuales

El Instituto Hoover publicó en septiembre un informe revelando que cientos de compañías cerraron sus oficinas en California para irse a Texas principalmente por los altos impuestos, las regulaciones comerciales invasivas.

California fue catalogada como el peor estado para hacer negocios y Texas como el mejor.

Desde 2018 a 2021, de las 256 compañías más importantes que tenían sus oficinas en California, 114 se mudaron a Texas donde la flexibilidad para abrir un negocio, los impuestos bajos atraen a los empresarios.

Entre las empresas más conocidas que dejaron California por el ambiente hostil para los negocios, están Hewlett Packard, Tesla y Oracle.

California también fue, junto con Nueva York, los estados que aplicaron las medidas más estrictas para combatir la pandemia, lo cual impactó el ciclo económico positivo de los negocios en general.

En la vereda opuesta, el gobernador Ron DeSantis nunca recurrió al encierro total, fue el primer estado en abrir la economía, las escuelas y sin embargo, hasta el día de hoy el estado no ha experimentado brotes ni muertes importantes por el virus.

“Los impuestos que pagaba en el condado de Cook… se estaban volviendo una auténtica locura. Mi impuesto sobre la propiedad subió 1.000 dólares en un año. Y me di cuenta de que esa tendencia iba a continuar”, dijo Paula Miller, una ex residente del área de Chicago, y agregó que también se siente “verdaderamente segura” en Florida porque el gobernador Ron DeSantis, un republicano, “es un gobernador de la ley y el orden.”

“Nuestro plan era reevaluar en el verano de 2022 a dónde queríamos ir”, dijo la ex residente de Chicago Lauren Callahan, “pero con COVID y la vida de la ciudad en general … decidimos venir a Florida en noviembre.”

Una ex residente de Nueva Jersey Warren Cohn, que ahora vive en Miami dijo que además de los beneficios fiscales, Florida es estado ‘que tiene… varias libertades… Creo que el gobernador ha hecho un buen trabajo aquí permitiendo a la gente decidir lo que es cómodo o no para ellos mismos’.

Una ‘justicia’ indulgente

Otro de los factores que causó la migración interna es la inseguridad que se vive en los estados demócratas.

Debido al enfoque progresista de los fiscales de distritos de California, como Chesa Boudin y George Gascon que se niegan a enviar a los criminales a prisión, el estado vio un incremento exponencial del crimen.

Videos de ladrones saqueando tiendas de lujo en plena luz del día, llevándose carritos con artículos robados de supermercados pasando al lado de los guardias de seguridad, o rompiendo las ventanas de los autos para saquearlos, se volvieron comunes en San Francisco y Los Ángeles.

Vecinos del barrio del distrito de Marina en San Francisco, se vieron obligados a contratar seguridad privada para patrullar las calles de su vecindario en medio de un aumento de los robos.

El movimiento de ‘desfinanciar a la policía’ promovido por el grupo de base marxista Black Lives Matter y apoyado por demócratas como el alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill De Blasio, que cerró la unidad anti crimen del Departamento de Policía de la ciudad, disparó el crimen y la violencia especialmente en los vecindarios más pobres donde la unidad se encargaba de desarmar a los criminales.

Fuente: Alvaro Colombres Garmendia -BLes.com