El manual de idioma español de Lorena Lucila Machado

Homenaje a El Kentubano. ¡Que orgullo!

En la lejana España, cruzando un océano completo y lejos de la tierra natal de sus padres, llego un día a este mundo Lorena Lucila Machado López, rodeada de un amor infinito y el don de ser la niña más dulce y sabichosa que pudieron imaginar. Para esta niña de ascendencia cubana sus ansias de aprender la han llevado a superar cualquier barrera.

Lorena, llegas a los Estados Unidos bien pequeña, cuéntame cómo fueron los inicios.

En diciembre del 2013 llegué a los Estados Unidos con solo 5 años recién cumplidos, no sabía leer ni escribir. No me admitieron para empezar la escuela hasta un año después. Entonces mi mamá encontró una revista en español “El Kentubano”, y fue el método perfecto para poder aprenderlo todo. Cuando pude empezar la escuela ya estaba aprendiendo a leer y escribir en español, me llevaba la revista todos los días en mi mochila para poder practicar. Si no fuera por “El Kentubano” no sé cómo hubiera aprendido todo lo que aprendí con esa edad. ¡Muchas gracias a todo el equipo de esa publicación!

Honor que nos haces, queremos darle las gracias a tus padres quienes fueron los responsables de que pudieras leer nuestra publicación. Para nosotros es un orgullo que todos los niños de ascendencia cubana conozcan nuestra historia y nuestras raíces.

¿Y qué te gusta hacer en tu tiempo libre?

Siempre me ha gustado dibujar y actuar cuando tengo el tiempo. Creo que soy una persona muy creativa con muchas ideas.

¿Y cómo te va en la escuela?

En la escuela siempre he sacado las mejores notas. Yo estudio duro para poder tener un buen futuro y lograr mis sueños. Estoy en una Escuela de Arte y estoy aprendiendo todo y también cómo ser una buena actriz.

¿Qué valores te han enseñado tus padres?

Mis padres me han enseñado a ser noble y tener respeto con todo el mundo, pero que no deje a nadie ni nada quitarme mis sueños. Yo te voy a tratar como quiero que me traten a mí.

¿Cómo ha sido crecer en una familia cubana?

Mis padres también me hablaron de cuánto se esforzaron para poder emigrar y lograr un mejor futuro. Yo los admiro mucho por todo el trabajo que hicieron. De verdad que me encanta mi cultura y no me da pena decir de dónde son mis orígenes. Estoy muy orgullosa de mi familia. Yo me siento cubana.

¿Qué planes futuros tienes?

Ahora tengo 12 años y cuando sea grande quiero ser una actriz de películas y mi mayor sueño es ser reconocida por todo el mundo. Yo planeo ingresar en la universidad para estudiar actuación y ser aún mejor de lo que yo creo que puedo ser.

Osmany Machado y Aylin López son los padres de Lorena, quienes han creado en la base y el amor y el respeto un profundo amor por su herencia cultural.

Lorena es una niña muy modesta, sencilla, cariñosa con muy buenos sentimientos, -me cuenta Aylin. Nosotros como padres desde temprana edad le hemos inculcado buenos valores siempre dejándole saber que es hija de padres emigrantes y reconozca el esfuerzo y sacrificio para que ella y sus hermanos tengan un mejor futuro y calidad de vida como un ser humano se merece.

Osmany, como padres han hecho un trabajo maravilloso con Lorena.

Nosotros sus padres estamos muy orgullosos de Lorena porque, además de ser una gran hija, es muy buena estudiante, interesada siempre por nuestra cultura. Desde que comenzó sus primeros estudios en Kínder siempre ha sido una niña muy sobresaliente en todas sus actividades escolares. Recién llegados lo único que encontré a mi alcance para poder enseñarle a leer fue la revista “El Kentubano “y así poco a poco fue aprendiendo a leer y escribir. Cuando empezó la escuela en el transcurso del bus escolar a la escuela su mamá le ponía la revista para que practicara leyendo y fue un éxito. Hoy día Lorena es bilingüe y está en una escuela de arte ya que su sueño es ser actriz. Ella está en un programa de teatro. Todos sus maestros están muy emocionados con Lorena por sus calificaciones. Esperemos que sus sueños se hagan realidad, siga por ese buen camino y se haga una mujer de bien con buenos valores.

Por Yany Díaz, El Kentubano (Edición 148, diciembre 2021)

Exaltando, reconociendo, y aplaudiendo las buenas obras y a los líderes de nuestra comunidad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *