Tema de inmigración pone a relieve la parcialización de la prensa norteamericana

“Quiero ser clara para la gente de esta región que está pensando en hacer ese peligroso viaje entre Estados Unidos y México: no vengan. No vengan (…) Estados Unidos continuará haciendo cumplir nuestras leyes y asegurando nuestra frontera”, este no fue el mensaje de algún presidente conservador como Donald Trump o Jair Bolsonaro, fue el mensaje de la vicepresidente progresista Kamala Harris en Guatemala.

Do not come': Harris seeks 'hope at home' for Guatemalans

Un mensaje sensato, pues la crisis migratoria necesita ser abordada inmediatamente y con claridad.

Sin embargo, llama la atención la actitud de los medios, pues este es el mismo mensaje por el que condenaron al expresidente Trump y a distintos conservadores por el mundo durante mucho tiempo.

Asimismo, el contundente mensaje de la vicepresidente de los Estados Unidos a los guatemaltecos es el mismo al que Joe Biden y la propia Kamala Harris se opusieron durante la campaña electoral y en los primeros meses de mandato. Ahora lo abrazan y los medios se desentienden.

El mainstream media optó por calificar las políticas migratorias de Trump como severas y duras. Algunos periodistas incluso llegaron a calificar al mandatario de fascista, racista o xenófobo. Hoy hacen silencio cuando la administración de Biden-Harris está haciendo exactamente lo mismo que su antecesor.

Antes los medios criticaron a Trump por las jaulas construidas durante la administración Obama, también por la dureza contra los migrantes y por la retórica antinmigración; todo ello ya ocurrió con Joe Biden y Kamala Harris en la Casa Blanca, pero con una cobertura mucho más dócil. El doble estándar haciéndose costumbre en el mainstream media.

Fuente: elamerican.com

LIVE OFFLINE
track image
Loading...