Alchemy Food Truck: Una historia de alquimistas y cocineros

En la historia de la humanidad, la alquimia se consideró una práctica a medio camino entre la ciencia y la filosofía. Era una mezcla de física, química, metalurgia, medicina, espiritualismo y arte. Durante muchísimos años, sus practicantes cargaron con el mote de farsantes, embusteros, brujos y mentirosos que sólo buscaban la fórmula mágica para convertir cualquier metal innoble en oro; la piedra filosofal de la Edad Media, la fuente de la eterna juventud o el elixir de la vida.

Los alquimistas entregaron todo por la búsqueda de su verdad, entregaron en no pocos casos su propia vida, poniéndole todo lo que tenían y más; de la misma manera que este matrimonio venezolano hace cada día en la cocina de su Alchemy para entregarnos comida genuina y auténtica. Nelson Michaelangeli y Nahyla Suárez, unidos en la vida y en los fogones, formaron desde 2008 una pareja culinaria poderosa, que en su natal Venezuela crearon un grupo de restaurantes que incluía asadores, bares veganos y vegetarianos, panaderías, entre otros.

Traídos hacia Estados Unidos por los avatares de la vida, decidieron trasladar su amplia experiencia a la vibrante y competitiva escena culinaria de Louisville y abrieron el proyecto Alchemy Restaurant en 2019 en el espacio de Logan Street Market, convertido luego del Covid-19 en Alchemy Food Truck.

La gastronomía venezolana es una mezcla feliz entre Europa (fundamentalmente España, Italia, Francia y sobre todo Portugal), África (mediante la población esclava llevada al país por los españoles) y la cocina de los pueblos autóctonos venezolanos. Probablemente la carta de presentación culinaria criolla sea la arepa, dueña de cuanto espacio fiestero, trasnochador, de desayuno, almuerzo o cena aparezca.

La arepa es, en fin, el centro de la cocina venezolana, una comida sin arepas es una fiesta sin música y en Alchemy la alegría está garantizada. Su menú incluye hasta 10 tipos de arepas, destacando especialmente la sifrina, la pelúa, la dominó y la reina pepiada. Todos estos nombres, sonoros y atrayentes, no tienen comparación con el deleite de sabores que entregan, carnes de cerdo, res y pollo, lentamente cocidas y deshebradas en salsas mágicas, mezcladas con quesos, frijoles, aguacates, dentro de una arepita caliente, dorada a la plancha, una almohadilla de “confort food” que nadie debería dejar de probar. La carta de este food truck de la felicidad tiene de todo; patacones; los pepitos; suerte de sándwich venezolano con pan canilla y que pueden ser de res, pollo o cualquier combinación que a usted pueda antojársele. Mi hijo Daniel, malcriado como pocos a la hora del papeo, adora los tequeños y ¡cómo no hacerlo! ¡Cómo no amar esos deditos de queso derretido envueltos en una masa de hojaldre dorada y lustrosa, rebosados de salsa de cilantro! Las empanadas, motivo de no pocas acaloradas discusiones entre colombianos, argentinos y venezolanos, son elaboradas de manera fantástica.

Punto y aparte para un plato que nos acerca como cubanos; el pabellón criollo, heredero de tiempos de esclavos, de comidas de aprovechamiento y que la tradición ha designado y elevado como el plato nacional por excelencia. Consiste en arroz blanco, carne cocida, caraotas (frijoles negros) y ¡plátanos maduros fritos! ¿Díganme si hay algo más cercano a nosotros que esto?

El proyecto Alchemy en la actualidad ha crecido de la mano de sus creadores y hoy tiene varias realidades en la Villa del Rey Louis, además de Alchemy Food Truck, tiene Alchemy Home Meals, Alchemy Food Mart, Alchemy Special Events Catering y Frida’s Alchemy at Oxmoor Center.

Que sirvan las palabras de Nelson y Nahyla como la mejor invitación a probar su comida, a contagiarse de su alegría, a venezolanizarse un poquito, ¡o mucho! “Con las raíces de nuestra comida típica venezolana, nosotros creamos platos diseñados para seducir los ojos y el paladar con la garantía del sabor y del servicio que nos caracteriza como cocina creativa y distintiva. Tenemos experiencias compartidas e historias culinarias que contar para públicos de todos los gustos, honrando la cultura, el carácter y la individualidad de cada cliente, que, al mismo tiempo, nos inspiran a continuar creando y expandiendo nuestros horizontes”. 

Por Oscar Puig, Louisville KY (El Kentubano, edición 147, noviembre 2021)

Exaltando, reconociendo, y aplaudiendo las buenas obras y a los líderes de nuestra comunidad…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *