Dra. Tatiana Carballo: “No somos desertores, somos cubanos libres”

Dra. Tatiana Carballo

Su nombre recorrió los principales medios de comunicación del mundo en noviembre del 2018, cuando con la valentía y la entereza que la caracteriza supo denunciar la realidad que viven los médicos cubanos en las misiones internacionalistas. Quizás en ese momento no imaginó, que sus palabras darían comienzo a un movimiento que, en varios países, ha cobrado fuerza, por la crudeza de los testimonios de otros galenos que han sufrido la explotación del gobierno cubano. Llegada a la ciudad de Louisville en el año 2017, la Dra. Tatiana Carballo Gómez es uno de los cuatro galenos cubanos que hoy demandan a la Organización Panamericana de la Salud (OPS) por participar y beneficiarse en lo que ellos consideran un esquema de trabajo forzado.

¿Cómo es la vida de un médico en Cuba?

Primero hay que partir que te gradúas y prácticamente te enfrentas a las necesidades y carencias desde el primer día. Tienes que afrontar la triste realidad, en que, a pesar de ser profesional, ves como tabla de salvación ir a una misión, porque es la única forma que tienes de poder reunir un dinero para darle una mejor vida a la familia, incluso cuando no eres consciente de que el trasfondo está en que te someten a una explotación que debes aceptar porque no tienes muchas opciones.

En tu caso tuviste la oportunidad de vivir en carne propia lo que eran las misiones

Estuve en Belice, Venezuela y Brasil. Lo primero que sucede es que tienes acceso a una realidad que no es la de Cuba.  Las misiones son una forma de tráfico humano, pues al llegar al país al que estas destinado te retiran el pasaporte apenas llegas al aeropuerto, te quedas sin estatus porque no tienes ningún documento que te avale. Lo más triste es la corrupción que se vive, la falta de principios, te obligan a inflar las estadísticas de pacientes que atiendes, se vive bajo amenazas, los peligros propios del país en que estas, sin seguridad, sin respaldo y bajo la constante vigilancia de agentes de la seguridad del Estado cubano. Sin contar que roban el dinero del salario que nos corresponde a través de los contratos.

En el año 2016 decides abandonar la misión Mas Médicos en Brasil. ¿Cuál fue el momento más difícil de dejar atrás la misión?

Fue un asedio constante hasta que decidí abandonar la misión y pedir asilo en EEUU, a través del Cuban Medical Professional Parole Program. Dejar atrás a mi familia, a mi madre, mi hija y mis hermanos fue muy duro, ellos sufrieron las consecuencias del paso tan grande. Asumí mi decisión con determinación y creo que ese es el mejor legado que he dejado a mis hijos, mantenerme fuerte ante todas las circunstancias. Mi madre Nora, mis dos hijos y mis hermanos me apoyaron siempre a pesar de todas las amenazas que he sufrido a lo largo del camino. Mis hijos están aquí conmigo actualmente y a mi madre tengo fe que la voy a poder abrazar muy pronto.

La demanda, presentada en noviembre del 2018 en Miami, Florida, alega que la OPS “proveyó y se benefició del trabajo forzado y el tráfico de más de 10 mil doctores y profesionales de la salud en Brasil desde el 2013 al presente”. Tatiana que te motivó a formar parte de la demanda?

La necesidad de hacer saber al mundo la realidad nuestra, de cada uno de los médicos que sufrimos la explotación por parte del gobierno cubano y sus cómplices. Es la primera vez que se realiza una demanda a una organización como la OPS. Ya es hora de que el mundo sepa la injusticia, los atropellos a los que nos someten nos separan de nuestras familias, el mundo tiene derecho a conocer los testimonios de cada uno de nosotros, sobre todo, porque no somos desertores, somos cubanos libres.

Por Yany Díaz, El Kentubano (edición 142, junio 2021)

LIVE OFFLINE
track image
Loading...