El Backside Learning Center, el hogar de los hispanos que sostienen el Churchill Downs

El Churchill Downs es un famoso hipódromo localizado en nuestra ciudad de Louisville. El lugar acoge cada año el Kentucky Derby, la mundialmente famosa carrera de caballos, y es a su vez núcleo fundamental de la industria de caballos del estado de Kentucky.

Esta gran industria no sería posible sin el soporte de miles de hispanos que, durante todo el año, especialmente desde los meses de Abril a Noviembre, laboran en las instalaciones del hipódromo.

El estilo de vida en la industria hípica es muy demandante. Se trabaja todo el año, incluso con mal tiempo o pandemias. La mayoría de los días laborales comienza a las 4 am y por lo general continúan hasta tarde en la noche. Es por eso por lo que la mayoría del personal de trabajo vive en las instalaciones del hipódromo, y durante las temporadas de carreras, los trabajadores se levantan temprano en la mañana para preparar a los caballos. Generalmente atienden cuatro o cinco animales cada uno, limpian los establos, sacan a caminar a los caballos después de los entrenamientos, y se aseguran de que estos estén bien alimentados y cuidados.

Minerva Virola y Sherry Stanley

Backside Learning Center del Churchill Downs

Con el objetivo de mejorar las vidas y las condiciones de los trabajadores que sostienen esta instalación, se fundó en junio del 2004 el Backside Learning Center del Churchill Downs (BLC), el cual, según resalta su misión: “Nos esforzamos por ser la organización modelo, empoderando a los trabajadores equinos y a sus familias, para que prosperen. Proporcionamos las oportunidades y recursos educativos que necesitan para empoderarse a sí mismos y a sus hijos”.

Desde sus inicios, el BLC se ha convertido en un centro integral de recursos, proporcionando una serie de programas educativos, un programa post-escuela para los hijos de trabajadores, servicios sociales y referencias, y traducción e interpretación. De igual manera, actúan como un centro comunitario y un “hogar lejos de casa” para los casi 1,000 trabajadores del hipódromo Churchill Downs que se encuentran lejos de la familia y los amigos.

Roberto González

Según nos cuenta Roberto González, un veterano de este centro, “Llevo casi 35 años laborando acá y he hecho todo tipo de labores, desde caminador, alimentador, mantenimiento, masajista, limpieza de caballos, hasta hoy día, que soy como una especie de supervisor que garantiza todo esté bien. Recuerdo los primeros años fueron muy difíciles, pero poco a poco se fueron adicionando instalaciones, cafeterías, dormitorios, clínica médica, una iglesia, etc. que nos han mejorado la vida. El BLC es una de esas grandes cosas, pues este centro de aprendizaje que solo nos permite mejorar nuestro inglés, sino que funciona como un club social, como la casa de un familiar cercano.”

En el BLC, un equipo de 12 personas, 9 a tiempo completo y 3 a tiempo compartido, en donde la mayoría hablan un perfecto español. El centro atiende a diario a decenas de hispanos, entre ellas se destaca una amiga de nuestra publicación, Minerva Virola, quien por muchos años ha estado envuelta en organizaciones y agencias de apoyo a nuestra comunidad, es desde hace 6 meses una pieza clave del centro pues funge como Asistente de Dirección, y es la encargada del Desarrollo y la Comunicación del Centro.

Backside Learning Center

Por otra parte, Sherry Stanley es la Directora Ejecutiva del BLC desde hace 8 años. Ella vivió en Guatemala por muchos años, en donde aprendió muy bien el idioma y se identificó estrechamente con la cultura hispana. Ella nos cuenta “siento tanta pasión por conocer sobre la vida de las personas con las que tengo el honor de trabajar día a día”. Somos muy afortunados de vivir en los EEUU y de compartir con tanta diversidad cultural, idiomas, ideas, religiones e historias; somos un país de inmigrantes y es importante que creamos conciencia sobre este hecho, por lo que debemos apoyar a todos los emigrantes que tanto aportan a nuestra sociedad, y este lugar, el Churchill Down es un ejemplo.”

Redacción El Kentubano, Julio 2021

Backside Learning Center

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *