Kentucky supera las 8.000 muertes por COVID

Más de 8,000 habitantes de Kentucky han muerto por COVID-19, anunció el viernes el gobernador Andy Beshear, calificando el nuevo récord como “otro hito sombrío”.

“Estas son muchas familias afligidas, y parece que las próximas semanas van a ser realmente difíciles”, dijo Beshear en un video publicado en las redes sociales.

El estado de Bluegrass reportó 32 nuevas muertes relacionadas con el virus el viernes, incluida la pérdida de un joven de 19 años. Per cápita, el número de muertos en el estado es el 30º más alto de la nación, según datos compilados por la Universidad Johns Hopkins.

La variante delta de rápida propagación continúa aumentando en todo el estado, con Kentucky registrando 5,197 casos más de coronavirus el viernes. Unos 2,541 habitantes de Kentucky están actualmente hospitalizados con COVID-19. La tasa de positividad de las pruebas del estado es del 14.00%, una tasa alarmantemente alta que indica que el virus está muy extendido.

El informe estatal del viernes dijo que 193 camas de cuidados intensivos están disponibles en todo el estado, en lugar de 90 el jueves.

Beshear suplicó a los residentes del estado que se vacunen, insistiendo en que era una de las mejores maneras de prevenir más hospitalizaciones y muertes por el virus, además del enmascaramiento.

“Por favor, use una máscara cuando esté fuera de la casa, pero de lo contrario en el interior. Esto está matando a mucha gente, y podemos prevenirlo”, agregó.

El departamento de educación de Kentucky usará hasta $8.8 millones en fondos federales de alivio de la pandemia para recompensar a los empleados escolares con un pago único de $100 por vacunarse contra COVID-19.

El dinero federal se utilizará para reembolsar a los distritos escolares de Kentucky que elijan ofrecer el incentivo a los empleados que se vacunen por completo, dijo el departamento el viernes.

Todos los empleados del distrito escolar público a tiempo completo y parcial son elegibles. El incentivo se aplica a los empleados ya vacunados, así como a aquellos que reciben vacunas completas antes del 1 de diciembre. Hay fondos suficientes para reembolsar a los distritos los pagos a unos 88,000 empleados.

“Vacunar a las personas es una de las principales formas en que vamos a poder salir de esta pandemia y volver a nuestras aulas como de costumbre”, dijo el comisionado de Educación, Jason Glass. “Esperamos que esto anime a las personas a vacunarse para proteger a sus estudiantes, colegas y a sí mismos.

Los distritos primero deben pagar a los empleados para recibir el reembolso, dijo el departamento. El programa de incentivos se anunció un día después de que la legislatura liderada por los republicanos puso fin a un mandato estatal de máscaras para las escuelas públicas K-12. La junta escolar estatal emitió la regulación de emergencia de máscaras el mes pasado.

La variante delta ha obligado a docenas de distritos escolares a cerrar aulas debido a los brotes de COVID-19.

Aproximadamente el 70% de los adultos de Kentucky han recibido al menos una primera dosis de una vacuna contra el COVID-19.

Fuente: wdrb.com; traducido por Luis D. Fuentes

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

LIVE OFFLINE
Loading...