Tesoros locales: Bernheim, gigantes del bosque en un bosque gigante

Majestuoso y a la vez impactante, así podría describir al Bosque de Experimentación y Arboreto Bernheim, y reserva de Naturaleza de 57 km² (14,000 acres) de extensión en Clermont. Definido en las guías turísticas como uno de los mejores espacios para disfrutar en familia, este tesoro del Estado de Kentucky fue fundado en 1929 por Isaac Wolfe Bernheim, inmigrante alemán y cervecero cuyo negocio de destilería de whisky estableció la marca de fábrica de I.W. Harper.

Gracias a su buena fortuna en el negocio, compró la tierra en 1928 al precio de $1 por acre, porque la mayor parte del terreno estaba totalmente pelado por una explotación minera de extracción de hierro. La firma de arquitectura de paisaje Frederick Law Olmsted comenzó el trabajo de diseño del parque en 1931 y se abrió en 1950. Bernheim, su esposa, su hija, y su yerno se encuentran enterrados en el bosque.

El bosque de Bernheim fue donado a la población de Kentucky y es la reserva natural de propiedad privada más grande del estado. En 1988, contrataron a una empresa consultora exterior y se iniciaron los trabajos sobre un nuevo plan de largo alcance para el bosque.

Bernheim cuenta con 16,000 acres de santuario de vida silvestre, un arboreto ajardinado y un centro de visitantes que tiene un diseño abierto y aireado, que combina las últimas técnicas de construcción “verde”.

Es mucho más que un parque. Es un laboratorio viviente. La naturaleza siempre está enseñando lecciones y trabajamos para integrar esas lecciones en todo lo que ofrecen. Debido al tamaño y esfuerzos de conservación, Bernheim es uno de los bosques más prístinos y saludables del país. Eso significa que atrae a investigadores de todo el mundo.

Justo en su 90 aniversario, dio la bienvenida al artista danés Thomas Dambo para construir tres esculturas gigantes en todo el arboreto utilizando madera reciclada de la región. Por lo que cada visitante es bienvenido por “la Mama Loumari con sus hijos, Little Nis y Little Elina, y su tercer bebé gigante, que actualmente vive en el vientre de mamá”, describió el artista.

Su obra no solo genera la atención y la fascinación de quienes visitan el lugar, en palabras del artista: la historia de Mama Loumari, Little Nis y Little Elina contada en su “cuento de hadas”:  describe a una gigante que disfruta de la naturaleza, mientras sus dos hijos están explorando. “A la pequeña Elina le encanta jugar con rocas, mientras que la pequeña Nis está fascinada con su propio reflejo”.

Repleto de exhibiciones interiores y exteriores, incluidos los gigantes del bosque, la caminata por el dosel de los árboles, laberintos de aromas y sonidos, y nuevos senderos y pasarelas, Bernheim ofrece muchas oportunidades para disfrutar y aprender sobre la naturaleza.

Por Yany Díaz, El Kentubano (Edición 149, diciembre 2021)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *