Informaciones y consejos: Razones para trabajar como freelance

Razones para trabajar como freelance

Por Edwin Amaya, 1000ideasdenegocios.com (Fragmentos)

El Kentubano, edición 106 Mayo 2018

Tener un negocio propio cuando se hace de la forma correcta tiene muchas ventajas, pero también conlleva mucha dedicación, persistencia, organización personal y creer mucho en ti. En este artículo espero demostrar todo lo positivo que un trabajo como freelancer puede tener, ayudándote a perder el miedo a trabajar por tu cuenta.tu-propio-negocio

  1. Define lo que harás en tu negocio

Trabajar como freelance bien podría ser sinónimo de libertad. En mi opinión, este es el punto que más motiva a muchos a trabajar por su cuenta. Establecer tu propio tiempo de trabajo significa trabajar las horas que quieras de tu tiempo. Tienes que cumplir ese momento de manera sagrada y cumplirlo como si fuera un trabajo convencional o sino correrás el riesgo de que cuando te veas sin dinero tendrás que trabajar un fin de semana cualquiera. Tendrás que hacerlo por tu empresa, que no esté eso nunca en duda, pero en este caso puedes decidir cuándo y cómo hacerlo.

  1. Obtienes el 100% del beneficio de lo que tu negocio genera

Es frustrante ver que a veces sólo recibes menos de un 5 a 10 % de lo que genera la empresa. Cuando trabajas como freelance, lo que estás generando es para ti. Por supuesto, asumes el riesgo si el negocio va mal, hay que invertir, o tomar otras decisiones.

  1. Trabajas donde quieras

A menos que decidas tener un establecimiento permanente, trabajando como freelancer puedes establecer la ubicación en la que deseas presentar tus productos o prestar tus servicios. Una cafetería con terraza exterior en un banco del jardín o incluso en otra ciudad lejos de tu residencia, en cualquier lugar que sirve de luz para tu ordenador portátil o teléfono móvil.

  1. Defines el futuro de tu negocio

La verdad es que al tener tu propio negocio eres tú quien decide qué se debe hacer para que tu trabajo sea más productivo. El control de los gastos y la toma de decisiones dependen sólo de ti mismo, y esto da una sensación de libertad que sería imposible de lograr si se trabaja para otro.

  1. Crecimiento más rápido como profesional

Al crear tu propia empresa también pondrás más responsabilidad sobre tus hombros, ya que ante el más mínimo error no puedes culpar a otro por ello, tu eres siempre el responsable. Al tener esta mayor responsabilidad en última instancia, requieres mucho más de ti, obligándote a ser más atento a tus actitudes.

Esta atención extra tendrá que hacerte sentir la necesidad de aprender más para poder estar un paso por delante de sus competidores. Trabajar como autónomo aumenta tus responsabilidades, pero sin duda también aumentan (y mucho) tu capacidad para trabajar.

  1. No corres el riesgo de ser despedido

Nadie te garantiza que a partir de hoy para mañana continuarás en tu puesto de trabajo. Si trabajas como freelance, simplemente no harás un montón de dinero si no puedes mantener tu negocio. La responsabilidad es tuya y decidirás tu futuro, y podemos garantizar que tu trabajo tendrá siempre éxito si lo haces con dedicación, esfuerzo y amor.

  1. Mayor reconocimiento

A menudo vemos excelentes productos en el mercado, pero no tenemos idea de quién está detrás de todo esto, sólo sabemos que fue producido por la empresa X. Cuando trabajas como freelance y haces un buen trabajo, terminas con todos tus créditos de esa iniciativa, abriendo nuevas puertas para que los proyectos más atractivo y gratificante económicamente y profesionalmente lleguen a ti.

  1. No tienes que aguantar a un jefe

A veces, las tareas que no le gusta hacer a un jefe son las que te pide que la hagas tú. También tienes que lidiar con los cambios de humor que pueda tener, en última instancia, arruina tu día. Un buen jefe te puede llevar al éxito, pero uno malo puede arruinar su autoestima. En tu propio negocio eres tú líder, das tus propias órdenes y tratas de encontrar la mejor manera de motivarte.

  1. No tienes que pedir aumento

Si tu negocio crece, tus ganancias crecen con él. Nada más simple que eso. Si tu negocio crece 50% al año, tus beneficios se reflejarán en ese aumento. ¿Con qué frecuencia ocurre esto en un trabajo normal? Es raro.

  1. Eres más feliz

Es cierto que toda esta libertad da la oportunidad de aumentar tus beneficios, optar por los días que quisieras para tomar las vacaciones, o que tu nombre sea reconocido. Te hace sentir más satisfecho con tu trabajo, aumentando las posibilidades de éxito en tu área. Poder ser el dueño de tu tiempo y de ti mismo, es sin duda una de las claves de la felicidad.

LIVE OFFLINE
Loading...