La líder de las damas de blanco es recibida por el vicepresidente de EEUU

El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, recibió este viernes por la mañana en la Casa Blanca a Berta Soler, líder de las Damas de Blanco. “Para mí ha sido muy importante porque no solo vengo en nombre de las Damas de Blanco, vengo en nombre de todos los activistas cubanos, del pueblo de Cuba, que está sufriendo”, dijo Soler tras el encuentro.

Precisó que en la reunión participó también Ricardo Zúñiga, consejero de Seguridad Nacional del vicepresidente estadounidense.

“Han sido muy receptivos”, aseguró Soler.

Detalló que pidió a sus interlocutores estadounidenses incorporar a “la agenda bilateral que tienen con el Gobierno de Cuba la exigencia de respeto a los derechos humanos, protección para las Damas de Blanco y los activistas” de la oposición interna, así como denunciar el caso de Sonia Garro, disidente afrocubana que se encuentra en prisión sin juicio desde marzo de 2012 y enfrenta una petición fiscal de 10 años de cárcel

Según Soler, Biden y Zúñiga dijeron estar al tanto de la situación de Garro.

La líder de las Damas de Blanco indicó que también solicitó a los funcionarios estadounidenses esfuerzos “para que el pueblo de Cuba pueda conectarse a internet sin restricciones”.

Además, “pedí que se mantenga el embargo, porque ese no es el problema de Cuba, el problema de Cuba es el sistema”, dijo Soler. Añadió que, no obstante, solicitó que Estados Unidos mantenga la posibilidad de que los emigrados envíen remesas a sus familiares en la Isla, “porque aunque el Gobierno cubano algo se beneficia, muchas personas necesitan de ese dinero para sustentarse”.

La Administración de Barack Obama ha eliminado restricciones sobre el envío de remesas y los viajes familiares a Cuba.

Soler, quien estuvo acompañada por el presidente de la Junta Directiva de la Fundación Nacional Cubano-Americana, Jorge Mas Santos, dijo que los funcionarios estadounidense se comprometieron a seguir apoyando los esfuerzos de los activistas cubanos por el respeto a los derechos humanos, la libertad y la democracia.

Tras el encuentro con Soler, Joe Biden es el funcionario de mayor rango que ha recibido a un disidente cubano en la Administración de Barack Obama.

Se trata de “un acto verdaderamente histórico de apoyo a los defensores de derechos humanos en Cuba”, consideró al respecto, en una declaración, el legislador cubanoamericano Robert Menéndez, presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores del Senado estadounidense.

“A través de sus actos de protesta pacífica, Berta y las Damas de Blanco se han mantenido como un faro de esperanza inquebrantable para la restauración de la justicia, los derechos humanos y la democracia en Cuba”, añadió Menéndez, demócrata de Nueva Jersey.

“Felicito al vicepresidente Biden por permanecer junto a Berta Soler y las Damas de Blanco, y espero por mi encuentro con ella en Washington la próxima semana”, concluyó.

Soler se reunió el jueves con la subsecretaria de Estado para Asuntos Políticos, Wendy Sherman, quien la elogió “por su liderazgo”.

Sherman compartió con la activista “la profunda preocupación” del Departamento de Estado “por la continua represión de las actividades pacíficas realizadas por las Damas de Blanco y otros grupos independientes de la sociedad civil”, según una portavoz.

También el jueves, la líder de las Damas de Blanco recibió el premio Premio Battle of Crete (Batalla de Creta), que otorga The Washington Oxi Day Foundation a mujeres que hayan realizado acciones valientes para “proteger, promover y lograr la libertad y la democracia”.