“Síndrome de La Habana”: Tras recibir críticas por inacción Antony Blinken anuncia nuevo equipo para investigar el fenómeno

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, nombró el viernes a dos altos funcionarios para ponerse al frente del grupo de trabajo que evaluará el misterioso síndrome de La Habana, el cual ha enfermado a cientos de estadounidenses, entre ellos diplomáticos, en el extranjero.

Según informa The Hill, Blinken nominó para el cargo de jefe del Grupo de Trabajo de Incidentes de Salud del Departamento de Estado, a Jonathan Moore, un miembro del Servicio Exterior Superior y ex embajador en Bosnia y Herzegovina.

Entre tanto la ex embajadora en Montenegro, Margaret Uyehara, quien ha pasado más de tres décadas en el Servicio Exterior, será la nueva “Coordinadora de atención de alto nivel”.

A los Incidentes anómalos de salud (IAE) que afectaron a más de 200 estadounidenses que visitaron el extranjero, de los cuales aproximadamente la mitad involucra a personal de inteligencia, se los ha denominado también síndrome de La Habana, por haber sido el lugar donde se registró el primer caso.

La extraña anomalía salió a la luz por primera vez en 2016, cuando el personal de la Embajada de los Estados Unidos en Cuba informó síntomas físicos luego de experimentar un fenómeno auditivo. Entre los síntomas describieron migrañas, mareos, pérdida de audición, entre otros.

Desde ese momento, también se registraron casos similares entre los funcionarios que prestan servicios en todos los continentes, exceptuando la Antártida.

El presidente Biden el mes pasado firmó un proyecto de ley para dar apoyo a las víctimas de este fenómeno anómalo que afectó la salud de más de 200 estadounidenses, de los cuales aproximadamente la mitad de los cuales involucra a personal de inteligencia.

Los anuncios del Blinken vienen luego de que el Departamento de Estado fue muy criticado, tanto por legisladores como por las propias víctimas del síndrome de La Habana, por las respuestas insuficientes sobre estas dolencias anómalas, y por la demora en el anuncio del nuevo jefe del Grupo de Trabajo AHI.

El nombramiento de los funcionarios se produjo varias semanas después de que la embajadora Pamela Spratlen, quien supervisó el manejo de los incidentes por parte del Departamento de Estado durante seis meses, dejara el puesto.

Acorde a lo que informó NBC News en septiembre, diplomáticos estadounidenses tuvieron una tensa reunión con Blinken para expresar su disgusto por la incredulidad que mostraba la administración Biden sobre las dolencias que padecían las víctimas del extraño síndrome, a más de cuatro años después de que comenzaran los incidentes.

En el reciente anuncio el Secretario de Estado dijo: “Necesitamos hacer todo lo posible por nuestra gente, cuidarlos, protegerlos, llegar al fondo de lo que sucedió”.

Blinken también dijo que el Departamento de Estado estaba utilizando “nueva tecnología” para evaluar exhaustivamente las posibles causas de estos incidentes.

Según lo que investigadores de las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina, tras estudiar a las víctimas del síndrome de La Habana, dijeron que el fenómeno es compatible con lo que le ocurre a una persona cuando recibe energía de radiofrecuencia  pulsada dirigida”.

La senadora demócrata Jeanne Shaheen miembro del Comité de Relaciones Exteriores del Senado le dio la bienvenida al anuncio de Blinken y dijo que “que es un paso positivo para el personal estadounidense y sus familiares que durante años han sufrido graves efectos en la salud debido a ataques energéticos dirigidos”.

Y agregó, “si bien no podemos ver necesariamente sus heridas, son reales y merecen la misma atención y urgencia que las heridas que son visibles.

Fuente: bles.com; Foto portada Yamil Lage  

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *