Zulaine Soler, el teatro y la esperanza de cambio en su piel

Su talento la llevó a iniciar en el mundo del arte a la temprana edad de 9 años en la especialidad de ballet clásico. Sin embargo, su verdadera pasión, me confiesa, comenzó a los 15 años, cuando estudiaba actuación en la ciudad de Bayamo. Graduada en la especialidad de teatro en la Universidad Superior de Arte (ISA), en el año 2018, Zulaine Soler, llegó a Louisville, Kentucky, ciudad que le abrió sus puertas y en la que no descartamos pueda servirle de escenario en un futuro no muy lejano.

Tuviste la oportunidad de estudiar en una de las más prestigiosas escuelas de arte de Cuba. ¿Crees que en la Isla se aprecia el talento que existe?

Sí, fui privilegiada la verdad, fue una gran experiencia. Creo que en Cuba hay talento y es del dominio público. De hecho, creo que el arte cubano y nuestros artistas han sido orgullo para muchas generaciones de cubanos. Hemos crecido con la idea de que bailar es algo casi inherente al cubano, también   sabemos que somos un país de gente con ritmo para la música. Somos privilegiados por nuestras raíces africanas, herederos de aptitud para los ritmos percutivos por solo citar un ejemplo. También por nuestra condición de isla, otrora de puerto concurrido, elaboramos actitudes para entretener y brindar diversión, unos de los pilares del arte. La oficialidad cubana nos irrespeta a todos, incluido al talento de los artistas cubanos, como muestra de ello, están los cientos de artistas prohibidos, silenciados, agredidos, desprestigiados y desterrados de su tierra.

Basada en tu experiencia, ¿quiénes han revolucionado la escena teatral cubana en los últimos tiempos?

El Teatro El Público, dirigido por Carlos Díaz; El Ciervo Encantado, dirigido por Nelda Castillo y Teatro El Portazo, dirigido por Pedro Franco son grupos que marcan tendencia en el teatro cubano. Antes de irme de Cuba, había una obra en cartelera, “Baquestricboys” se llamaba, del grupo Osican Teatro Plataforma Escénica Experimental, que fue bien sonada en la Habana. Hablaba sobre la prostitución masculina gay en Cuba.

Desde finales del 2020 hemos tenido la oportunidad de ver un movimiento de jóvenes artistas en Cuba, que a partir del diálogo pretenden buscar un cambio necesario en la Isla. Como profesional graduada de arte, ¿qué opinión te merece?

Me emociona mucho ver las imágenes y las fotos que se han hecho virales de los artistas frente al Ministerio de Cultura, una iniciativa que dio paso al 27N, un movimiento de artistas que están en contra del gobierno dictatorial de la Isla. No dejo de pensar que ahí hubiera estado yo. Y claro, muchos de mis amigos, profesores y colegas estuvieron ahí y hoy se manifiestan abiertamente en contra del sistema. La violación sufrida por los manifestantes del Movimiento San Isidro fue lo que los motivó a reunirse frente al Ministerio de Cultura y pedir explicaciones por el maltrato a los artistas en huelga de hambre, le escuché decir a Junior García en una entrevista. Unos amigos me contaron que ellos fueron para protestar por la expulsión de la profesora de Estudios Cubanos, Anamely Ramos. Una profesora brillante que expulsaron luego de muchos años de docencia en el ISA, también miembro del MSI. Otros fueron para repudiar los actos de repudio, otros en contra de la censura. Lo cierto es que la gente ya no puede más, y mi generación no le debe nada a la institución como bien dice Tania Bruguera. Unos tienen mucho miedo, otros ni siquiera creen que las cosas pueden cambiar y emigran como hice yo. Gracias al internet hoy estamos mucho más conectados y con esperanzas de cambio.

Proyectos futuros

Tengo muchos sueños para el futuro. Ahora mismo con la llegada de mi bebé, que es mi mejor creación, todo está en un segundo plano. Pero pronto planeo trabajar con niños. Me encantaría enseñar teatro, al menos usar el teatro como herramienta para incentivar a “los peques” a ser creativos. Pretendo también trabajar con refugiados, me hace ilusión ayudar a personas recién llegadas a este país tal como me ayudaron a mí.

Por Yany Díaz, El Kentubano (edición 142, junio 2021)

Exaltando, reconociendo, y aplaudiendo las buenas obras y a los líderes de nuestra comunidad…

One thought on “Zulaine Soler, el teatro y la esperanza de cambio en su piel

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

LIVE OFFLINE
Loading...