Ernesto Pérez: Tres décadas dedicadas al deporte

Cuando escuchas hablar a mi entrevistado, no puedes evitar sentir esa pasión por el deporte. Quizás porque le antecede un legado familiar que desde su cuna lo motivaría a dedicarse de forma profesional. Para el santaclareño Ernesto Pérez, el voleibol llego a su vida por cuestiones del destino, cuando se disponía a seguir la carrera como ingeniero. Con una brillante carrera como árbitro de esta disciplina arribó a la ciudad de Louisville hace ya 22 años, donde con esfuerzo y dedicación se ha ganado una reputación en las canchas del país.

Ernesto, me comentabas que provienes de una familia dedicada al deporte.

Si, mi inclinación por el deporte viene de mi madre que fue jugadora de sóftbol, mi papa practicaba deportes, mi hermana fue campeona nacional de natación a los 12 años. También cuando tuve la oportunidad de elegir una carrera, no fue primera opción, pues ya cuando me disponía a viajar a la Unión Soviética a estudiar, pues cancelaron el programa y entonces esta fue mi segunda opción, pero a la vez lo mejor que me pudo pasar porque cuando uno se desempeña en algo que realmente le gusta, pues entonces deja de ser un trabajo porque lo disfrutas. Eso me sucedió a mí y me dio la oportunidad de crecer.

Llegas al país hace más de dos décadas tras una promisoria carrera como árbitro nacional de voleibol en Cuba, sin embargo, comenzaste desde cero, ¿cierto?

Si, realmente cuando hago un recuento y miro hacia atrás ha sido mucho el esfuerzo para llegar a donde estoy hoy, poder decir que soy árbitro nuevamente es algo que se puede decir fácil pero no es así, sobre todo porque me tocó comenzar cuando la Federación de Voleibol de los Estados Unidos contaba con requisitos más estrictos de los que tiene en estos momentos. Yo venía con una carrera desde mi país, con una trayectoria amplia, pero siendo latino e inmigrante no me importó comenzar desde cero. Un amigo me dijo que iba a sortear obstáculos, pero si algo te enseña el deporte es que para llegar lejos hay que tener constancia.

Ernesto Pérez también lee El Kentubano

Hoy ya son 32 años como árbitro, diez en Cuba y veintidós en los Estados Unidos. También a la par de esta carrera tuve la oportunidad de formarme como maestro de español. Actualmente trabajo en Walden Independent School. Siempre digo a todo el que viene como yo con un sueño, que, sí se puede llegar, para unos el camino va a ser más fácil y para otros más difícil, pero van a llegar a su meta.

Para alguien que tuvo la oportunidad de ver jugar a “Las Morenas del Caribe”, el equipo nacional de voleibol femenino cubano, ¿que tenían de excepcionales?

Espectaculares jugadoras, un espíritu de equipo, una disciplina y unos entrenadores excelentes. Con jugadoras como Mireya Luis el éxito en la cancha estaba garantizado. Su mejor juego fue en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996 en las Semifinales Brasil -Cuba.

Sin embargo, en los últimos tiempos hemos visto que este equipo ya no aporta los mismos resultados de hace varios años.

Creo que siguen teniendo el mismo potencial, pero no es secreto para nadie que en Cuba el deporte en general sufre de la falta de implementos, muchos jugadores hoy están brillando en otras ligas y no se distribuye el talento. Este es un deporte de laboratorio donde se escogen al azar los jugadores y se desarrollan. Lo ideal sería que Cuba se abriera a dejar jugar a deportistas que hoy están en otras ligas y que les permitiera volver a jugar bajo la bandera de su país natal.

Con varias décadas en el deporte, ¿se han inclinado alguno de sus hijos al voleibol?

Ellos se han decidido por el baloncesto, y son mi orgullo porque creo que les ha aportado lo necesario para que aprendan que para lograr éxitos hay que esforzarse. Como maestro y como árbitro siempre recomiendo a los padres que incentiven a sus hijos a salir de la zona de confort y practiquen deportes, no solo porque aporta disciplina sino porque enseña a crecer y a enfocarse en alcanzar las metas.

Por Yany Díaz, El Kentubano (Edición 142, junio 2021)

Exaltando, reconociendo, y aplaudiendo las buenas obras y a los líderes de nuestra comunidad…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

LIVE OFFLINE
track image
Loading...