El capitalismo es bueno para los pobres

Nada ha hecho más por los pobres que el capitalismo

Los políticos suelen acusar a los mercados y al capitalismo de empeorar la vida de los pobres. Este estribillo es ciertamente común en los salones de clases  del profesorado izquierdista, así como en círculos intelectuales más amplios. Pero como tantas otras críticas al capitalismo, éstas ignoran los hechos reales y muy disponibles de la historia.

Nada ha hecho más para sacar a la humanidad de la pobreza que las economías de mercado. Esta afirmación es cierta tanto si se trata de un lapso de tiempo de décadas como de siglos. El número de personas en todo el mundo que viven con menos de dos dólares al día en la actualidad es menos de la mitad de lo que era en 1990. Los mayores avances en la lucha contra la pobreza se han producido en países que han abierto sus mercados, como China y la India.

Si observamos el período histórico más largo, podemos ver que las tendencias actuales son sólo la continuación de las victorias del capitalismo en la lucha contra la pobreza. Durante la mayor parte de la historia de la humanidad, vivimos en un mundo de pocos ricos y muchos pobres. Eso comenzó a cambiar lentamente con el advenimiento del capitalismo y la Revolución Industrial. A medida que el crecimiento económico despegó y se extendió por toda la población, creó nuestro propio mundo en Occidente, en el que hay un montón de ricos y unos pocos que tienen más y mejores.

Por ejemplo, el porcentaje de hogares estadounidenses por debajo de la línea de pobreza que tienen electrodomésticos básicos ha crecido constantemente en las últimas décadas, siendo las familias pobres en 2005 más propensas a poseer cosas como una secadora de ropa, un lavaplatos, un refrigerador o un aire acondicionado que los hogares promedios en 1971. Y los artículos de consumo que ni siquiera existían entonces, como los teléfonos celulares, eran propiedad en la mitad de los hogares pobres en 2005 y son un bien en la mayoría de ellos en la actualidad.

El capitalismo también ha mejorado mucho la vida de los pobres al reducir las tasas de mortalidad infantil y en la niñez, por no mencionar las tasas de mortalidad materna durante el parto, y al extender la esperanza de vida por décadas.

Consideremos también la forma en que el motor de crecimiento del capitalismo ha permitido al planeta sostener a casi 7.000 millones de personas, en comparación con 1.000 millones en 1800. Como ha señalado Deirdre McCloskey, si se multiplican los aumentos en el consumo del ser humano promedio por el aumento de la esperanza de vida en todo el mundo por 7 (para 7.000 millones en comparación con 1.000 millones de personas), la humanidad en su conjunto se encuentra en una mejor situación en un factor de alrededor de 120. Eso no es un 120% mejor, sino 120 veces mejor desde 1800.

El proceso competitivo del mercado también ha hecho que la educación, el arte y la cultura estén al alcance de más y más personas. Incluso los estadounidenses más pobres, por no mencionar a muchos de los pobres del mundo, tienen acceso a través del Internet y la televisión a conciertos, libros y obras de arte que fueron exclusivamente terreno  de los ricos durante siglos.

Y en los países más ricos, la dinámica del capitalismo ha comenzado a cambiar la naturaleza misma del trabajo. Donde antes los seres humanos trabajaban durante 14 horas al día en un trabajo agotador al aire libre, ahora un número cada vez mayor de nosotros trabaja en espacios interiores con un confort de temperatura controlada. Nuestra jornada laboral y la semana laboral se han reducido gracias al valor mucho más alto de la mano de obra que proviene del trabajo con capital productivo. Pasamos un porcentaje mucho menor de nuestras vidas trabajando por dinero, ya sea que seamos ricos o pobres. E incluso con el cambio económico, los ingresos de los pobres son mucho menos variables, ya que no están vinculados a los cambios impredecibles en el clima que forman parte de una economía predominantemente agrícola que desapareció hace mucho tiempo.

Piénsalo de esta manera: los fabulosamente ricos reyes de la antigüedad tenían sirvientes que se ocupaban de todas sus necesidades, pero un diente impactado probablemente los mataría. Los pobres de los países mayoritariamente capitalistas tienen acceso a una atención médica de calidad y a una variedad y calidad de alimentos con los que los antiguos reyes sólo podían soñar.

Considere, también, que los trabajadores pobres de Londres hace 100 años eran, en el mejor de los casos, capaces de repartir una libra de carne por semana entre todos sus hijos, que eran más numerosos que los dos o tres de hoy. Además, toda la familia comía carne una vez a la semana los domingos, el único día que el hombre de la casa estaba en casa para cenar. Esa era la carne de toda una semana.

Compare eso con el día de hoy, cuando nos preocupa que los estadounidenses pobres puedan pagar una comida con un cuarto de libra de carne todos los días por menos de una hora de trabajo. Incluso si se piensa que el capitalismo ha hecho que la gente pobre tenga sobrepeso, eso es un gran logro comparado con la norma precapitalista de la desnutrición constante y la lucha, incluso hace 100 años, para que los trabajadores pobres obtuviesen suficientes calorías.

La realidad es que los ricos siempre han vivido bien históricamente, ya que durante siglos han podido requisar la mano de obra humana para atender todas sus necesidades. En un mundo precapitalista, los pobres no tenían ninguna esperanza de ascenso ni de alivio de la interminable fatiga física que apenas los mantenía con vida.

Hoy en día, los pobres de los países capitalistas viven como reyes, gracias sobre todo a la liberación de la mano de obra y a la capacidad de acumular capital que hace que esa mano de obra sea más productiva y pueda enriquecer incluso a los más pobres. El costo decreciente de lo que una vez fueron lujos y ahora son necesidades, impulsado por el mercado competitivo y sus señales de ganancias y pérdidas, ha traído máquinas ahorradoras de mano de obra a las masas. Cuando la búsqueda de ganancias y la innovación se convirtieron en un comportamiento aceptable para la burguesía, el cuerno de la abundancia sacó a relucir su abundancia, e incluso los más pobres compartieron esa riqueza.

Una vez que la gente ya no necesitaba permiso para innovar, y una vez que el valor de los nuevos inventos se juzgaban por las mejoras que hacían en la vida de las masas en forma de ganancias y pérdidas, los pobres comenzaban a vivir con comodidad y dignidad.

Estos cambios no se refieren, como algunos dirían, a la tecnología. Después de todo, los soviéticos tenían grandes científicos pero no podían canalizar ese conocimiento y transformarlo en comodidad material para sus pobres. Y no se trata de los recursos naturales, lo cual es obvio hoy en día, ya que Hong Kong es uno de los países más ricos del mundo gracias al capitalismo, mientras que el socialismo venezolano ha destruido ese país rico en recursos.

Las invenciones sólo se convierten en innovaciones cuando existen las instituciones adecuadas para mejorar la vida de las masas. Eso es lo que el capitalismo hizo y sigue haciéndolo todos los días. Y por eso el capitalismo ha sido tan bueno para los pobres.

Consideremos, finalmente, lo que sucedió cuando los soviéticos decidieron mostrar la versión cinematográfica de “Las uvas de la Ira” como propaganda anticapitalista. En la novela y la película, una familia estadounidense pobre es expulsada de su hogar en la era de la Depresión por el Dust Bowl. Se suben a su viejo coche y hacen un viaje horrible en la búsqueda de una vida mejor en California. Los soviéticos tuvieron que dejar de proyectar la película después de un corto período de tiempo porque el público ruso estaba asombrado de que los estadounidenses pobres fueran capaces de tener un coche.

Incluso la propaganda anticapitalista no puede evitar proporcionar pruebas que contradicen su propio argumento. La verdad histórica es clara: nada ha hecho más por los pobres que el capitalismo.

Fuente: fee.org.es

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

LIVE OFFLINE
Loading...