Editorial: El apoyo que merecen los pequeños negocios de nuestra comunidad

Por Luis David Fuentes, PE.

(Edición 137, Enero 2021)

Comenzamos este nuevo año con un mensaje de respeto y apoyo para los pequeños negocios hispanos de nuestra comunidad.

Pequeños negociosSiempre he expresado que una de las principales virtudes de la comunidad hispana de Kentucky es lo emprendedora y pujante que es. Recuerden que para nosotros, que procedemos de otros países – comparado con alguien que nació aquí- nos cuesta el doble y triple de trabajo abrir un negocio, no solo porque procedemos de lugares completamente diferentes y tenemos que chocar con todo lo nuevo: el idioma, el clima, la cultura, los gustos, las leyes, las regulaciones, etc. Además, que como inmigrantes llegamos aquí con las manos vacías en nuestro equipaje solo traemos sueños por hacer realidad, algunos incluso llegamos con deudas a pagar, y aun así, tu miras alrededor y te encuentras con toda esta gente guapa y echá’ pa’ lante, que a pesar de todas esas barreras, en el primer chance que tienen están abriendo sus propios negocitos. Y te llenas de orgullo cuando ves la cantidad de tiendas, dulcerías, joyerías, salones de belleza, oficinas de trámites, agentes de real estate, constructores, camioneros, etc. todos operando sus empresitas, empleando compatriotas y contribuyendo con la sociedad al pagar impuestos. ¡Digno y admirable!

Porque créanme hermanos que abrir y mantener un negocio no es fácil… Por fuera todo se ve sencillo, pero pocos saben las complejidades del asunto. Primero estamos hablando del riesgo de la inversión, porque cualquier negocio nuevo lleva capital, y generalmente ese viene de un préstamo bancario- una deuda en la que te estás metiendo-; y por supuesto de varios años de trabajo y sacrificio, ahorrando peso a peso y limitándose de muchas cosas para ponerlas en función del proyecto.

Y luego, cuando felizmente lo emprendes, después de la agonía de los permisos, inspectores, documentos y demás burocracia, es cuando comienza la batalla de verdad, principalmente en el tiempo que le quitas a tu familia y le debes entregar al negocio para cuidarlo, para que crezca, para que prospere.

La importancia de tener una comunidad de apoyo en salud mental |  PerspectivaMenteLes aseguro por experiencia propia que el dueño de un negocio está las 24 horas del día pensando en él, ni siquiera en la noche cuando pones la cabeza en la almohada o cuando estas fuera de vacaciones usted no deja de pensar: en qué reparación hay que hacerle, qué mercancía nueva debo traer, qué debo decirle a un cliente, si dejó todo limpio y cerrado, si tendrá suficiente dinero al final de la semana para pagar la renta o el salario de los empleados, y así una lista interminable de cosas que no se te van de la cabeza nunca… Mientras estés respirando estarás pensando en el negocio.

Es por eso que reitero mis respetos y admiración a cada uno de esta gente que está cada día tempranito en su negocito a pie de cañón, y cuando todo el mundo a las 5:00 pm termina de trabajar, o el sábado y domingo en lo que la mayoría descansamos, esta gente siguen varias horas después en función de su negocio dándole al resto un servicio o vendiéndole el producto que usted necesita, en su idioma, con la información masticadita para que no pierda tiempo, y con el sabor de nuestra cultura…

Exhortamos a todos los que lean este editorial a que apoyemos más a la gente nuestra. Que visiten sus tiendas y oficinas, que contraten sus servicios, que le compren aunque sea un juguito, que los recomiende a sus familiares y amigos, y que no los aprieten tanto cuando le pidan descuentos- ya de por sí, el que le va a cortar el césped, el que le va instalar los gabinetes de la cocina, o el que le va a cambiar las pastillas de freno de su auto, ya le está cobrando mucho menos que si lo hiciese en una compañía regular-.

Nosotros somos minoría en este país, entre nosotros debemos apoyarnos y cuidarnos entre todos, no solo porque nos une la cultura, sino porque el éxito y la prosperidad de cualquier pequeño negocio de los nuestros significa también tu prosperidad y tu mejor calidad de vida. Mientras mejor nos vaya a cada uno de nosotros, más fuerte vamos a ser, más tendrán que contar con nosotros, y más se nos respetará como comunidad.

Apoye por favor a los pequeños negocios de nuestra comunidad, usted se beneficia y ellos se lo merecen.

Puede ver nuestro video del tema en el siguiente link: https://www.youtube.com/watch?v=8jHsz0VKR3g

Logo El Kentubano