Empleadores de Louisville la tienen difícil para contratar personal

Ingram Micro, uno de los almacenes masivos del comercio electrónico en Jeffersonville, Indiana, tiene una tarea alta estos días: llenar 300 aperturas de trabajo.

El pago inicial por hora en el almacén, donde casi todos los empleados comienzan a través de agencias de trabajo temporal, ha aumentado de $ 12.10 a $ 15 en aproximadamente un año.

Ahora, Ingram está probando lo que un ejecutivo de la compañía llamó un incentivo “sin precedentes”: un “bono de inicio de sesión” de $ 2,000 pagado durante ocho semanas, que efectivamente aumenta el salario inicial a al menos $ 21.25 por hora durante los primeros dos meses de empleo.

“Esto es algo que realmente estamos tratando de que la gente se interese”, dijo Denise Wilson, gerente de recursos humanos en el almacén de Jeffersonville.

El mercado laboral extremadamente apretado – las aperturas de empleo alcanzaron un récord de 9.3 millones a nivel nacional en abril, dijo el Departamento de Trabajo el martes – tiene a los empleadores locales colgando incentivos inusuales para obtener empleados en la puerta y evitar que se atornillen a otra cosa.

A las enfermeras, instaladores de HVAC, cocineros de restaurantes, conductores de carretillas elevadoras y manipuladores de paquetes se les ofrece algún tipo de incentivo de contratación, ya sea que se pague semanalmente, después de 30 días o después de 90 días en el trabajo. Indeed.com muestra casi 4.000 puestos de trabajo que contienen la palabra “bono” en el área de Louisville-Southern Indiana.

Un trabajador que se presenta a Ingram Micro solo necesita mirar al otro lado de la calle para encontrar otra oportunidad de “bonificación” anunciada en Medline Industries, un centro de distribución de suministros médicos.

Las bonificaciones parecen reflejar cómo los empleadores están tratando de llamar la atención de los trabajadores con cifras llamativas, al tiempo que evitan un compromiso permanente con salarios más altos, para que el mercado laboral no se relaje y la contratación se vuelva menos difícil.

Las cámaras de comercio y otros grupos empresariales han culpado al suplemento federal del seguro de desempleo de $ 300 por semana por mantener a los trabajadores al margen.

Veinticinco estados liderados por republicanos, incluido Indiana, han cortado o pronto terminarán ese suplemento antes de que expire a nivel nacional el 6 de septiembre. El corte de Indiana ocurre el 19 de junio. Kentucky no se ha movido para poner fin a los suplementos federales.

Con los incentivos de contratación, los empleadores se están dando “máxima flexibilidad” durante un “latigazo” económico por los confinamientos relacionados con la pandemia, dijo Ken Troske, economista laboral de la Universidad de Kentucky.

“Pueden desaparecer si las cosas cambian, y puede muy bien ser que parte de lo que cambia son los beneficios de desempleo, o toda la miríada de otros factores que han hecho que los trabajadores sean reacios a reingresar al mercado laboral”, dijo Troske a WDRB.

Esos otros factores incluyen la falta de cuidado infantil o el miedo general al COVID-19 después de que funcionarios del gobierno previamente imploraron a la gente que se agachara, dijo Troske.

“La razón probable por la que los empleadores están buscando (bonos) es que piensan que es más barato a mediano y largo plazo proporcionar esos incentivos que aumentar permanentemente los salarios”, dijo Jason Bailey, director ejecutivo del Centro de Política Económica de Kentucky, un centro de estudios liberal, en un correo electrónico. “Pero dado que los salarios han estado estancados durante tanto tiempo en el estado, y que tantos empleos pagan muy poco en todo Kentucky, puede que no sea adecuado en algunos casos”.

Por su parte, Wilson de Ingram Micro dijo que el bono de $ 2,000 es una especie de puente hacia el momento en que los empleados de la agencia temporal pueden “convertirse” a empleados de Ingram y obtener beneficios médicos, de visión y dentales, así como tiempo libre pagado.

“Con el paquete de estímulo saliendo, ha sido un verdadero desafío para que la gente entre en la puerta”, dijo.

Wilson dijo que los pagos federales únicos y los beneficios de desempleo extendidos, junto con “algunos de los temores y preocupaciones sobre COVID” ha hecho que sea más difícil atraer empleados.

‘Un bono suena genial’

Para Dakota Coogle, de 24 años, la posibilidad de ganar $ 425 adicionales por semana además de $ 14.50 por hora fue suficiente para atraerlo al empleador más grande de Louisville, UPS, donde fue contratado el mes pasado como manejador de paquetes nocturno en el centro de Worldport.

“Los beneficios sonaron bien; el bono sonaba muy bien”, dijo Coogle, quien solía trabajar en un Best Buy.

UPS ha estado ofreciendo los bonos – $ 300 para el turno de noche de domingo a jueves en Worldport, más $ 125 para el turno de día del domingo, pagado semanalmente, durante varias semanas.

UPS también está ofreciendo un bono semanal de $ 300 para los manipuladores de paquetes en sus instalaciones terrestres, el centro Centennial en Outer Loop y el Parque Industrial Bluegrass.

Para un horario de medio tiempo de 25 horas por semana, los bonos podrían hacer una tarifa efectiva por hora de más de $ 31.

Pero UPS no dirá cuánto tiempo continuará pagando los bonos semanales, diciendo que eso se basa en las “condiciones del mercado”.

Cuando se le preguntó cuánto tiempo durarán, el portavoz de UPS, Jim Mayer, solo dijo: “Están en su lugar en este momento”.

El salario inicial de UPS alcanzará los $15 el 1 de agosto como parte de su contrato laboral con el sindicato Teamsters. Cuando se le preguntó por qué UPS ofrece bonos en lugar de aumentos salariales por hora, Mayer dijo que la compañía sigue el contrato sindical.

Fuente: wdrb.com; traducido por Luis D. Fuentes

Oportunidad de empleos locales:

https://www.facebook.com/groups/456895605312/permalink/10165336162475313/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

LIVE OFFLINE
Loading...