‘Está bien, no estar bien’: la salud mental ocupa un lugar destacado en los Juegos Olímpicos.

urante décadas, se les dijo que se sacudieran o se endurecieran, que dejaran a un lado la duda o los demonios y se concentraran en la tarea que tenían entre manos: ganar. Dominante. Haciéndolo. Durante años, Simone Biles fue una de las mejores en eso. De repente, para algunos, sorprendentemente, decidió que no estaba en el espacio mental adecuado.

Al ponerse su sudadera blanca en medio de la competencia de gimnasia olímpica del martes por la noche, y al hacerlo con una medalla de oro en la balanza, Biles bien podría haber redefinido la discusión sobre salud mental que ha estado pasando por los deportes durante el año pasado.

Michael Phelps, ganador de un récord de 23 medallas de oro y ahora retirado, ha sido abierto durante mucho tiempo sobre sus propios problemas de salud mental. Phelps ha dicho que contempló el suicidio después de los Juegos Olímpicos de 2012 mientras estaba atormentado por la depresión. Ahora, analista de la cobertura de natación de NBC, dijo que ver a Biles luchar “me rompió el corazón”.

El sitio web Athlete365 desarrollado por el COI encuestó a más de 4.000 atletas a principios de 2020, y los resultados llevaron al COI a cambiar su tono del rendimiento y los resultados deportivos a la salud mental y elevar la voz de los atletas. El contenido se creó para varias plataformas de redes sociales para presentar a los atletas olímpicos actuales que defienden las causas de la salud mental. Y la serie Olympic State of Mind en Olympics.com comparte recopilaciones de historias y podcasts sobre salud mental.

Fuente: kentuckytoday.com, Traducido por: David Vázquez

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

LIVE OFFLINE
Loading...