Joiner Medina, la presencia hispana en el Departamento de Correcciones de Metro de Louisville

Quienes hemos tenido el privilegio de conocer a Joiner Medina, podemos dar fe de la familiaridad y el respeto que transmite. Tras una extensa entrevista, puedo describirlo como un ser humano de profundos valores y principios que tiene la vocación de ayudar a quien lo necesite. Natural de Bucaramanga, Colombia, llegó apenas unos años a la ciudad de Louisville, Kentucky para formar parte del Departamento de Correcciones de Metro de Louisville (LMDC).

Joiner, llegas a los Estados Unidos en el año 2000, siendo apenas un niño, ¿cómo fueron los inicios?

Difíciles por el idioma, llegué a Nueva York desde mi natal Colombia y me tocó pues aprender el inglés y creo que ese esfuerzo que tuve que hacer me sirvió como escalón para cada una de las metas que me he propuesto en la vida. Todo se logra con sacrificio y para llegar hasta aquí tengo que agradecerle primero a Dios, que me ha bendecido y por las oportunidades que me ha dado en la vida y también a mis padres, que hicieron posible que yo llegara hasta aquí y trabajaron de sol a sol para que yo tuviera un mejor futuro. El fruto de lo que soy, los principios, los valores y la educación se los debo a ellos, y me han convertido en una mejor persona y por eso siento que como oficial de policía puedo cambiar vidas.

Estudiaste Administración de Aviación, una carrera completamente diferente a la actual. ¿cuéntame como sucedió esto?

Ciertamente es un salto muy grande con respecto a lo que estudié. Me encontraba trabajando en la Aerolínea Delta, cuando un amigo y compañero de trabajo, se llama Arthur Eggers. Un día conversando me dijo: “Medina, de lo que hemos compartido de lo que lo conozco, usted es una persona de carácter, esa disciplina, esa manera de ser recta, deberías de pensar en ser oficial de correcciones y a partir de ahí subir”. Yo le comenté que cuando era pequeño yo quería ser del FBI pero que había decidido cambiar de rumbo por la pasión de los aviones. Él fue quien me motivó a iniciar el proceso

¿Cómo ha sido trabajar en el Departamento de Correcciones?

Una enseñanza continua, porque cada día aprendo a ser mejor persona y a ser parte de un proceso importante en nuestra sociedad. Aquí como joven, siento que puedo cambiar vidas, puedo ayudar, no solo con consejos sino también con guía a que las personas sigan un camino correcto. El Departamento de Correcciones (LMDC) mejora la seguridad pública controlando y gestionando a los infractores de una manera segura, humana y rentable coherente bajo principios y normas constitucionales. LMDC está comprometida con la excelencia y nosotros queremos ser parte de eso, haciendo hincapié en la responsabilidad, la diversidad, integridad y profesionalismo. Aquí evaluamos las necesidades de una persona que tal vez no actuó correctamente y proporcionamos servicios que los ayudan en la transición y reintegración de nuevo a la comunidad.

Medina, como joven, ¿Qué consejo le darías a otros jóvenes para que no comentan errores en el futuro?

Siempre trato de conversar con los jóvenes porque creo que aún pueden aprender y enderezar su camino y merecen ese consejo oportuno que los ayude a reencaminarse para un mejor futuro. Nuestra misión es servir y proteger y creo que si ponemos a su disposición los programas de reinserción que existen es porque creemos que podemos ayudarlos a comenzar desde cero.

¿De qué te sientes orgulloso?

Me siento orgulloso y agradecido de ser parte de un cuerpo de ley y orden y como latino poder guiar y representar con orgullo a mi comunidad. Mi meta es seguir creciendo en mi profesión y continuar forjando esos valores que legaron mis padres.

Por Yany Díaz, El Kentubano, edición 146, octubre 2021

El Kentubano, exaltando, reconociendo, y aplaudiendo las buenas obras y a los líderes de nuestra comunidad…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *