Ceremonia en Frankfort rinde homenaje a más de 10,000 vidas en Kentucky perdidas por COVID-19.

LOUISVILLE, Ky. – Solo quedan imágenes y recuerdos del padre de Melissa Richardson. El excirujano de UofL murió a principios de este año después de contraer COVID-19. Sin embargo, el ventilador no fue de mucha ayuda. El hombre de 76 años, dueño de un pura sangre y amante de UK, murió 11 días después de haber sido infectado. Esta historia no es única. Lo comparten exactamente 10,214 familias en el estado. El número total de muertes por COVID-19 desde que comenzó la pandemia. El número de vidas de Kentucky perdidas por COVID se acerca ahora al número total de las personas que perdio Kentucky en la Segunda Guerra Mundial, la Guerra de Corea y Vietnam combinados.

El domingo, Beshear presentó sus respetos a esas familias al celebrar un servicio conmemorativo en la rotonda del edificio del capitolio por sus pérdidas. Beshear continuó diciendo que es importante que las vidas perdidas no se olviden. Terminó la reunión animando a todos los residentes de Kentucky elegibles a vacunarse. Él cree que será la mejor manera de evitar que más familias sientan dolor.

El gobernador también anunció que Amanda Matthews, nativa de Kentucky, recibió el encargo de crear un monumento permanente del COVID-19 del Equipo Kentucky, que se ubicará en el parque de monumentos en los terrenos del capitolio. El monumento contará con un diseño de accesibilidad ADA, que incluye imágenes visuales, audibles y táctiles, así como imágenes simbólicas en discos de bronce. También estará rodeado por luces que brillarán en verde cuando se ponga el sol, para simbolizar la empatía y la compasión por los habitantes de Kentucky perdidos durante la pandemia.

Fuente: wlky.com, Traducido por: David Vázquez

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *