La Guardia Nacional de Kentucky ayuda a los hospitales invadidos.

Treinta miembros de la Guardia Nacional de Kentucky comenzaron el miércoles un despliegue de un mes en el Centro Médico de Pikeville, donde apoyarán la respuesta del hospital a un número sin precedentes de pacientes con COVID-19. Los guardias también fueron enviados a hospitales en Bowling Green y Morehead.

A medida que los hospitales de todo el estado y la nación están abrumados por el coronavirus, los guardias ayudarán a las instalaciones con poco personal a atender a los enfermos antes. Pikeville Medical Center emplea a 3.000 personas y tiene 200 puestos vacantes.

En Pikeville, ayudarán con tareas no médicas, como transportar pacientes dentro del hospital, ayudar con las tareas de limpieza y administrar el control del tráfico en el drive-thru de vacunación, que reabrió el miércoles. El director ejecutivo y presidente del hospital, Donovan Blackburn, dijo que era un alivio contar con la ayuda de la Guardia Nacional de Kentucky.

Fuente: kentuckytoday.com, Traducido por: David Vázquez

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *